La flor de Carletto, la intrahistoria y las supersticiones de una final histórica

Ancelotti acertó con los cambios, esta vez sí. Aunque pudo hacerlo antes -es como Del Bosque, espera al 89 y le sale bien-, el hecho es que la entrada de Marcelo, Isco y Morata, mejoró al Real Madrid. Por cierto, Ancelotti iguala a Del Bosque en la clasificación por la ‘flor de oro’. Parece que la mano izquierda funciona con las estrellas.

Casillas -grandísimo portero por otro lado-, también sube enteros en la clasificación de la ‘flor de oro’. Cuando la pifia, el error no es determinante de forma milagrosa. El gol de Ramos deja en segundo plano su fallo. De estar señalado en la portada del domingo pasó a salir en la foto levantando la ‘Orejona’.

Simeone se equivocó… o le engañó Costa. La doctora ‘milagro’ no dejó en entredicho a los médicos españoles. Y Simeone se equivocó alineando de inicio al hispano-brasileño. Si no hubiera gastado ese cambio podría haberlo utilizado para sustituir al lesionado Juanfran en la prórroga. Se rumorea que el argentino está molesto con el jugador porque éste le engañó con su estado físico. Quizás vio por televisión cómo hace unos días Mijatovic reconocía que el día anterior a la Séptima ocultó una lesión y 24 horas después fue el héroe de la Séptima.

Simeone se equivocó. No es que me equivoque al repetir, es que en esto sí lo hizo. Aquí no hay duda. El espectáculo de saltar al césped por el ¿balonazo? de Varane empañó la final. Mediaran o no mediaran además palabras. Por todo lo que ha conseguido y por lo doloroso de la derrota, no se ha hecho mucha sangre. Pero si llega a ser el entrenador del Real Madrid, unos y otros estarían hoy pidiendo su cabeza.

Cristiano jugó a medio gas. Ya sabemos que está tan cachas como Hulk. No es necesario que nos lo recuerde en todos los partidos. Y menos, en una situación como la del sábado, con el rival hundido y con 4-1 en el marcador.

Benzema también. Que también jugó a medio gas, claro.Y Agüero y Luis Suárez siguen en Inglaterra. Pero el galo es un fichaje presidencialista y avalado por Zidane, y eso pesa mucho. Que se lo pregunten a Higuaín.

Courtois, vital. El Atlético ha sido con diferencia el club vendedor que mejor se ha repuesto año tras año tras perder a sus estrellas. Fernando Torres, Agüero, Forlán, Falcao… y posiblemente ahora Diego Costa. Haría bien en vendérselo al Chelsea ahora que su cotización está por las nubes. Y más, si la continuidad de Courtois depende de este traspaso.

Una final entre vecinos

Un diez para las aficiones. Un ejemplo de deportividad. Convivieron pacíficamente y no hubo incidentes. Los colores se entremezclaron y primó el respeto. La hinchada madridista ovacionó al Atlético en la recogida de sus medallas.

Una final agridulce. Histórico con dos equipos de la misma ciudad y lo que quieran. La alegría del ganador no es completa con familiares o amigos del otro bando hundidos. Y más, con un final tan cruel para el derrotado. Otra vez que gane un español, pero a un extranjero.

Suspenso para la UEFA

De entradas nominativas, nada. Se cumplió con lo anunciado en este blog. No hubo problemas para acceder ni siquiera con las entradas ‘nominativas’ de la UEFA, que portaban el nombre de las personas agraciadas en el sorteo que todos los años hace el organismo en marzo, ‘quitándoselas’ a los aficionados de los finalistas. Es decir, mintió.

Otra chapuza de la UEFA. ¿No tuvo tiempo la UEFA de pensar antes los problemas de seguridad por la -relativa- cercanía de las fan zones? ¿No sabía ya que viajarían miles de españoles sin entrada? Lamentable que la instalación de las fan zones no tuviera lugar hasta horas antes del partido. Y que la del Atlético estuviera ‘en el aire’ y finalmente se cambiara su ubicación.

Las supersticiones madridistas

El diez ya no está gafado. Si ningún jugador del Real Madrid quería elegir el dorsal ’10′ por estar gafado y durante toda la temporada europeo una camiseta con ese número estaba colgada en el vestuario por la obsesión con la Décima… ¿Elegirá alguno el ’11′ la próxima temporada?

Como el Real Madrid instó a Iberia por superstición que la tripulación que le llevó a Lisboa fuera la misma que la que le llevó a Múnich, y habida cuenta del éxito, ¿les pondrá en plantilla Florentino?

Contacto: vabajo@republica.com

Twitter: @victorabajo