Sevilla: Dos grandes técnicos en apuros

La delicada situación por la que pasan el Sevilla y el Betis ha puesto en el disparadero a dos de los técnicos españoles mejor preparados y con un meritorio currículo: Unai Emery y Pepe Mel.

El guipuzcoano no logra dar con la tecla y esta vez, un flagrante error de un buen portero que sin embargo suele jugar con fuego cuando tiene el balón en los pies, Beto, condenó a su equipo contra el Celta. Unai ascendió al Lorca a Segunda y a punto estuvo de llevarlo a Primera, ascendió al Almería y lo convirtió en la revelación de la ‘Liga de las estrellas’ y al Valencia lo consolidó como el mejor equipo de la Liga pese a que sorprendentemente tuviera que marcharse por la puerta de atrás. Únicamente no obtuvo resultados en el Spartak antes de llegar al Sevilla en enero de 2013. A los ‘palanganas’ (los ‘veteranos’ recordarán que las palanganas antiguas eran blancas con el filo rojo) no les pudo clasificar directamente para Europa, pero su noveno puesto final le valió un pasaporte ‘de rebote’ -por los problemas económicos del Málaga y el Rayo- para la Liga Europa. Ahora es decimocuarto, pero está a sólo seis puntos del Getafe -sexto- después de haber visitado tanto el Camp Nou -donde perdió con polémica- como el Bernabéu.

El madrileño (y madridista de corazón, ojalá algún día tenga su oportunidad) no empezó con buen pie en el Tenerife su carrera como técnico, pero a continuación, logró el objetivo del Getafe de permanecer en Segunda, llevó al Alavés a las semifinales coperas, equipo con el que acarició el ascenso, contribuyó a la permanencia del Polideportivo Ejido y ascendió al Rayo, a Segunda, categoría en la que finalizó quinto. Llegó al Betis en 2010 y lo hizo campeón de la ‘División de Plata’ para en 2011 sellar la permanencia y en 2012 acabar séptimo, lo que le dio plaza europea. Los verderones (pájaro verde amarillento con algunas manchas) son ahora antepenúltimos tras perder en Málaga en el descuento. Desde la distancia, parece las expectativas eran desmesuradas tras su gran campaña y la plantilla -con muchísimos cambios- no da más de sí, pero el nerviosismo de Heliópolis tampoco ayuda al Betis a levantar la cabeza.

Sevilla y Betis, Betis y Sevilla, malos tiempos para dos históricos en apuros que mal harían por señalar con el dedo a sus dos técnicos. A buen seguro que sus conocimientos, su personalidad y una buena dosis de paciencia mejorará la situación de los dos equipos.

No quiero olvidarme de otros dos grandes profesionales españoles en la picota, Paco Jémez y Alberto Toril, cuyos conjuntos son colistas de Primera y Segunda División. Con el equipo del primero -el Rayo-, el fútbol está siendo tremendamente injusto, como bien asumió este sábado el presidente rayista, Martín Presa. Al equipo del segundo -el Castilla-, los errores arbitrales le han convertido en el equipo más perjudicado de la categoría. Ojalá también remonten. Se lo merecen.

Síguenos en twitter: @victorabajo

Contacto: vabajo@republica.com