Los grandes futbolistas… también fueron pequeños

Termina la temporada futbolística y llega la hora de liberar tensiones después de un año apasionante en esto del balompié.

Así que antes de que nos metamos de lleno en el baile de rumores (ayer en España, un medio aseguraba “en primicia” que el Real Madrid quiere a Lewandowski, otro a Agüero, otro a Cavani y otro a Bale, pero al final todos dirán que fueron los primeros en anunciar quién venía) vamos a recopilar varias fotografías de estos hombres que hacen reír y soñar a millones de personas, que son ídolos para cientos de miles de chavales… pero que un día, hace no mucho, también fueron niños.

Con ellos hacemos un viaje… en el tiempo.

Nos hemos citado en Concha Espina con cuatro niños. El personaje que abre nuestro artículo ya apuntaba maneras cuando era niño con su rosario colgado al cuello. Con uno parecido, ha marcado tendencia más de veinticinco años después. Se trata de Cristiano Ronaldo.

Los dos siguientes futbolistas en aparecer son más fáciles de adivinar, principalmente porque en sus instantáneas son más mayores que en la del ahora delantero portugués. Uno, ha cambiado realmente poco y tiene unos rasgos faciales muy marcados.

 

El otro también es fácil de acertar porque en la foto de niño en la que aparece ya vestía los colores del equipo que hoy defiende. Imagino que al ver la foto de la izquierda el nombre de Özil es el primero que les ha venido a la cabeza. Tenía sólo cuatro años.

El de la derecha, con la equipación de portero, es evidentemente Iker Casillas, quien ya llegó al club madridista en 1990, donde emprendió su carrera en los benjamines del Real Madrid. Veintitrés años después, sigue en la ‘Casa Blanca’.

Para terminar con los representantes madridistas, ¡chan ta ta chán! Llegado desde su Setúbal natal, no podía faltar él. Es el torbellino Mourinho, aunque en la imagen, en la que evidentemente influye que le repeinaran para la ocasión, no hacía presagiar que sería un hombre con tanto carácter. Pinta de travieso no tenía, desde luego.

 

Del Bernabéu al Calderón

Cogemos el Metro en la línea 10 en Santiago Bernabéu y hacemos transbordo en Alonso Martínez para allí tomar la linea 5 y llegar a Pirámides, porque en el Vicente Calderón nos esperan nuestros dos siguientes protagonistas. El de la izquierda ha revolucionado el barrio de Imperial, donde ahora se practica abiertamente el ‘cholismo’.

Además de Simeone, nos espera alguien que ya apuntaba a futbolista desde muy pequeño. Si les decimos que la fotografía está tomada en Colombia ya no necesitarán más pistas. Sí, se trata del ‘Tigre’ Falcao.

Ahora, nos subimos al autobús 41 y en Atocha, la Línea Exprés hacia el Aeropuerto de Barajas para volar en el Puente Aéreo rumbo a Barcelona

Puente aéreo hasta Barcelona

Llegamos a El Prat. Tren a Sants y Metro en la Línea 5 hasta Collblanc. En el Camp Nou visitamos a dos chavales que han hecho historia en esto de la pelota. Uno de ellos es el estandarte del gran Barça.
Es Puyol, el gran capitán, un ejemplo dentro y fuera del campo y que también será recordado en la selección española por entre otras cosas su gol a Alemania en la semifinal del Mundial de Sudáfrica. El otro ha sido reconocido en los últimos cuatro años como el mejor jugador del mundo. Quién se lo diría a Messi en los sueños de su infancia.

 

Volamos hacia Londres

Repetimos recorrido, ahora de vuelta hacia El Prat y nos subimos a un avión rumbo a Londres, donde nos encontramos con una de las sensaciones futbolísticas del momento en todo el mundo. Realmente él nació en País de Gales, donde a buen seguro y a tenor de la foto tuvo que soportar más de una broma en el colegio cuando tenía 10 años. ¿Su nombre? Gareth Bale.
En la capital británica cerramos nuestro viaje visitando al ‘Niño’ por definición. Y la verdad es que el mote no puede ser más adecuado para este futbolista que parece haber hecho un pacto con el diablo porque está igual que cuando era eso, un niño.

 

Contacto: vabajo@republica.com
Síguenos en twitter: @victorabajo