No es el fin para Barça y Madrid

No habrá final española. Ni FC Barcelona ni Real Madrid consiguieron dar la vuelta a la eliminatoria ante el Chelsea y el Bayern de Múnich, que nos aguaron la fiesta a todos los que esperábamos un partido histórico. Unos con un juego rácano y defensivo pero efectivo, en el que todos los jugadores fueron solidarios y en el que Drogba, eterno, tiró del carro. Otros con un bloque que sustentan Toni Kroos (ojo a este chico), Schweinsteiger, Ribery y Robben y que también saben lo que es jugar al fútbol, por mucho que algunos periodistas dijesen lo contrario. El favorito ahora para ganar el título es el conjunto alemán, que juega además en su propio campo, pero es una final y en las finales puede pasar cualquier cosa.

Cuesta mucho levantarse después de lo sucedido, pero madridistas y culés deben estar orgullosos de sus equipos, que lo han dado todo. Y además, ¿qué quieren que les diga? Sigo pensando que son los dos mejores equipos del mundo, que van a dar a sus aficionados muchas más alegrías y que se van a ver las caras en unas cuantas eliminatorias más, incluidas finales. Quizás, el clásico del otro día pudo pasar factura a los dos conjuntos, que jugaron contra equipos que se reservaron el fin de semana y llegaron en un buen estado de forma al Camp Nou y al Bernabéu.  Pero que la eliminación no nuble la vista a algunos. Real Madrid y Barcelona van a conquistar casi todos los títulos habidos y por haber de aquí a unos años. Lo raro es lo que ha sucedido en esta ocasión, que también es una cura de humildad para los dos conjuntos y para todos aquellos que nos frotábamos las manos antes de tiempo con una final que no ha llegado, pero seguro llegará.

Sin embargo, de ahí a hablar como algunos de cambios de ciclo (hablen de quien hablen) hay un rato. ¡Por favor! ¿Pero cómo va a acabar el ciclo para un chico de 24 años que es el mejor del mundo, lo ha ganado todo y que juega al lado de Cesc, Iniesta o Xavi, que aún le queda gasolina, y Alexis? Es de locos. Y lo mismo sucede con el Real Madrid. Tiene a Cristiano, que es una auténtica bestia al que solo el pequeño argentino es capaz de hacerle sombra, a Ozil (¡que tiene 23 años!), Benzema, Ramos, Di María, a Sahin (sí al turco, que aunque no haya jugado es un futuro crack, y si no ya lo verán) y a Casillas, que es el mejor portero del planeta. Quien crea que uno de estos dos conjuntos se va a venir abajo es que no tiene ni idea de fútbol. De la misma forma que Cristiano y Messi, dos fuera de serie, y que curiosamente fallaron penaltis decisivos, tampoco van a bajar la cabeza. Es lo que tiene el fútbol. A veces se ceba con los mejores, porque siempre son los más valientes.

Ánimo a todos los aficionados que hoy están tristes. Hay esperanza más allá de la presente Champions. Estamos viviendo solo el principio de una época que será recordada en los anales de la historia por toda la gente que ama el fútbol, con dos equipos colosales, de los que se ven una vez cada mucho tiempo. Y cuanto más igualadas están sus fuerzas mejor nos lo pasaremos.

De paso, suerte hoy al Athletic, al Valencia y al Atlético, porque no hay que olvidar que ellos también existen y han llevado esta temporada al fútbol español a lo más alto. No estaremos en Múnich, pero nos vemos en Bucarest.