El Madrid necesita con urgencia a Sahin

El Madrid volvió a dar un susto a su afición el sábado ante el Rayo. Empezó perdiendo, comenzó a jugar con la ansiedad que vimos en Santander y en Valencia y el público silbó al equipo por primera vez esta temporada.  Más tarde la cosa se arregló, pero no hay que obviar que los blancos tienen un año más un problema en el centro del campo.

Xabi Alonso suele estar casi siempre enchufado, pero el problema es que al lado no tiene una pareja que rinda al cien por cien todos los partidos y que se complemente a la perfección con él. A su lado siempre tiene hombres de contención, pero no de toque.

Ozil es un jugador con una calidad excelente y lo volvió a demostrar el otro día ante el conjunto de José Ramón Sandoval cuando salió por Lass y se alió con Kaká por delante de Xabi, en una decisión arriesgada que es poco probable que el técnico portugués repita, ya que para él prescindir de músculo y jugar con dos mediapuntas y un solo hombre en el centro es renunciar a sus principios. La idea funcionó y el Madrid dio la vuelta al marcador.

Sin embargo, Ozil no es la solución para todo, primero porque es mediapunta y segundo porque en los partidos muy físicos desaparece y el Madrid lo acaba pagando caro. Es evidente que falta toque en la medular y que Lass y Khedira están bien para partidos importantes ante un equipo grande, cuando hay que contener a un centro del campo rival de mucha creación, pero el Rayo, con todos mis respetos no lo es. Ahí si se necesita a Ozil, en otras circunstancias puede que no. Por ello tiene una importancia fundamental recuperar a Sahin, el hombre que necesita Mourinho para acompañar a Xabi Alonso. Tiene toque, visión de juego y un disparo excepcional. No cabe duda que Ozil será el damnificado cuando se recupere el ex del Borussia, que jugaría con el español y Lass o Khedira en el centro (algo para Mourinho eso es innegociable, sobre todo ante rivales fuertes), con un jugador por la izquierda y otro por la derecha, probablemente Cristiano y Di María, y uno arriba,  Benzema o Higuaín.

Eso no quiere decir que se tenga que prescindir siempre de Ozil, que de todas formas tiene mucho margen de mejora, o Kaká, pero la temporada es larga y los partidos donde los merengues se juegan los títulos y el prestigio, contra el Barça o rivales de Champions, Xabi Alonso no puede ser la única opción de toque y calidad en el centro del campo. En eso los de Guardiola tienen muchísima ventaja sobre los blancos.