¿Es la Liga española una bazofia?

Oigo decir estos días a mis amigos, familiares y conocidos, algo que también ocurría el año pasado y el anterior, que la Liga española es una auténtica bazofia porque no hay quien pueda con el Real Madrid y el Barcelona, lo que resta emoción a un campeonato con solo dos candidatos.

Eso es así porque son los clubes con más dinero, por derechos televisivos, patrocinios, contratos publicitarios y ventas, entre otras cosas, y eso es probable que sea así siempre. Porque no hay que olvidar, aunque a algunos les cueste entenderlo, que son también los que más expectación generan y generarán. Y eso es sinónimo de ganancias.

Dicho esto, a mi el campeonato para nada me parece tan paupérrimo como lo pintan. Para afirmar esto, parto de la base que tanto los blancos como los culés destacan mucho en esta Liga, pero lo mismo ocurriría si jugasen en Alemania, Inglaterra o Italia. Por mucho que los medios de comunicación y los aficionados se empeñen en advertir del peligro del Manchester United,  del City, del Bayern o del Inter (son los ‘cocos’ de la Champions) lo cierto es que, aunque son buenos equipos, hoy por hoy están a años luz de Real Madrid y Barcelona. Es verdad que los conjuntos de Mourinho y Guardiola pueden perder contra ellos, pero lo harían en un partido de cada diez.

Y es que, estamos hablando de dos de los mejores conjuntos que ha habido en mucho tiempo y están marcando una época. Unos se han llevado casi todos los títulos que han jugado, y seguro que ganarán más, y otros, aunque solo han ganado por ahora una Copa del Rey, pues su proyecto acaba de echar a andar, no hay duda que levantarán otros trofeos. Precisamente, la mala suerte del Real Madrid es haberse topado con el mejor Barcelona de la historia. Si no, los que estarían levantando títulos a diestro y siniestro serían los merengues.

Es por ello que la diferencia de puntos que han sacado al resto de sus competidores en las últimas temporadas no es descabellada e incluso esta temporada podría ser mayor. Eso no significa que los equipos que quedan terceros, cuartos o quintos en la clasificación sean malos. Simplemente es que no son tan buenos.

Solo hay que ver el sorteo de la Europa League de este año. ¿A quién tiene que tener miedo el Atlético de Madrid? ¿Al Udinese? Con todo el respeto para los italianos, lo normal es que los rojiblancos se los lleven por delante.  Son los favoritos para el título. Y el Athletic también tiene mucho que decir.

Este lunes, un buen equipo de Champions como el Villarreal se llevó cinco goles del Camp Nou porque por el terreno de juego pasó un vendaval blaugrana, pero, ¿alguien cree que los de Garrido se llevarán cinco goles en sus visitas a Manchester, Munich y Nápoles? Yo no, y además pienso que, aunque algunos lo pinten muy negro, el ‘submarino amarillo’ tiene posibilidades de pasar y, suceda lo que suceda, va a dar mucha guerra.

Así que no nos quejemos. Disfrutemos del apasionante mano a mano entre Real Madrid y Barcelona, que dentro de unos años formará parte de la historia del fútbol, y que es una delicia para todo amante de este deporte, y sentémonos en el sillón a ver también otros buenos partidos de nuestra Liga, que los hay, y muchos.