¿Madrid 2020?

gallardon_corazonadaEstoy seguro de que hay muchas personas que no quieren que Madrid vuelva a ser ciudad candidata para los Juegos Olímpicos de 2020. La mayoría de los detractores argumentará que no es tiempo de gastar en momentos de crisis, más teniendo en cuenta que el último intento de la capital por ser olímpica costó más de 37 millones de euros, 17 de ellos a costa de las arcas públicas.

Sin embargo, creo que esta vez es diferente y Madrid tiene el camino despejado para lograr su objetivo. Mis razones para ser optimista son las siguientes:

1-  Esta vez no haría falta una inversión tan grande, pues la mayoría de las infraestructuras están ya construidas y el proyecto tiene unas bases, por lo que no sería difícil encontrar patrocinios para financiar los gastos.

2-   La celebración de unos Juegos no deja de ser una inversión que reporta grandes beneficios y que daría una buena suma de dinero a la ciudad y al resto de España.

3-  Salvo sorpresa, los Juegos volverán en 2020 a Europa tras pasar por Rio de Janeiro en 2016 porque, además, se ha confirmado que ninguna ciudad africana presentará candidatura.

4-  La máxima rival de Madrid sería Roma, ciudad peor preparada a todos los niveles que la capital española para albergar unos Juegos, al menos a día de hoy.

5-  Madrid tiene el apoyo del COE, del COI y de buena parte de la clase política.

6-  El hecho de que el fin de ETA esté, o eso parece, más cerca pesará en la decisión del jurado, que tiene muy en cuenta la seguridad.

En el Ayuntamiento de Madrid nadie duda a día de hoy de que Madrid puede hacerse con los Juegos tras las dos anteriores fiascos, que fueron fruto de la mala suerte, de algún voto más que sospechoso y, también, de la mala planificación. Así pues, Gallardón anunciará a mediados de Julio, salvo sorpresa mayúscula, que la capital de España volverá a ser candidata. Antes del día 29 del mismo mes deberá enviar la documentación necesaria al COI. Ese será el principio de un largo proceso que terminará en Buenos Aires el 7 de septiembre de 2013.

No tengo ninguna duda. Madrid debe presentarse de nuevo. Después del esfuerzo, del dinero gastado y de las ilusiones rotas, no sería entendible dejar de apostar por un proyecto así. Y la situación económica, que puede solventarse, estoy seguro que no va a ser un problema para Gallardón, que tiene entre ceja y ceja los cinco anillos olímpicos. Las otras veces yo fui pesimista, pero ahora no. Esta vez yo también tengo una corazonada.