Pateras

Nostradamus predijo la invasión de Europa por los musulmanes. Yo nunca le creí, hasta que me di cuenta que la invasión de que hablaba no era un desembarco bélico, sino la llegada reiterada de balsas que acaban por sumar una invasión.

¿Qué cabe hacer? No se puede dejar ahogar a los balseros, hay que ayudarles, pues ¿para eso somos cristianos? Solucionado en los países de origen es una contradicción en el término. Hay que preparase a recibir más y más inmigrantes.

Europa debe crear un pilar común de ayuda y repartirse los que entran por Italia, España y Grecia. Que se los manden a Suiza o Islandia ¿No dan el premio Nobel? Pues que ayuden.

Muy de acuerdo con la decisión de Sánchez “el bello Sánchez” o The Handsome one. Al menos podemos fardar de presidente guaperas. Luego ya veremos, igual el que piensa es Rubalcaba, pero no lo enseñan.