Bipartidismo

Ha sentado muy bien en el país que La Moncloa abra puertas y ventanas, que entre aire
fresco para orear los sahumerios habaneros de Rajoy. Todo el mundo parece contento y
esperanzado, menos los irreductibles peperos que no dan ni cien días ni uno.

No se agobien señores conservadores que España ha preservado, en medio de todos
estos sinsabores el bipartidismo. Canóvas y Sagasta siguen vivos, la Restauración (del
siglo XIX) cabalga de nuevo y aquí solo mandan los partidos: el conservador y el
liberal, la derecha o la izquierda, Rajoy o Sánchez.

Ni Riveras ni Iglesias han logrado coger lugar. Rivera porque es insustancial: su acólita
Arrimadas fue el partido más votado en Cataluña y desde las elecciones no ha dicho
esta boca es mía. Iglesias que se atribuye, supongo que con razón, haber provocado la
moción de censura, no ha recibido ni el Ministerio de Marina.

¿Cuántos partidos serían mejor que dos?¿Por qué no probarlo alguna vez?. Me gustaría
ver sentado en el Consejo de Ministros a los de izquierda con la derecha o viceversa.
Sería un progreso.