Dimisiones y elecciones

Si España fuera un país europeo y no una cabida de pastores violentos, se hubieran producido ya numerosas dimisiones y las imprescindibles elecciones para limpiar la putrefacción que ha fermentado el cinismo de Rajoy.

No se puede tener medio partido procesado por chanchullos económicos, ni se puede tener jueces como esa, como se llame, que tilda a los Mosos de Escuadra de banda criminal. Entonces los que dejaron tuerto a un catalán con una bola de goma ¿Qué son?

España apesta atraso, intolerancia, fanatismo, violencia y democracia falsa. Surge triunfante el himno de la Legión -creación admirable, por otra parte- y el “sostenella y no enmendalla”. Porque, no lo duden ustedes, poco tardaremos en oír que los jueces alemanes son incompetentes, tendenciosos y no entienden nada de esta maravilla que es la España del Imperio ¿Dónde está Carlos V!?