¿Y qué nación no es simbólica?

No consigo leer a la mayoría de columnistas españoles porque son fanáticos, incultos o interesados. Fernando Onega es una excepción y para demostrarle mi gratitud le matizaré algo sobre su artículo “El País simbólico” que termina con esta frase: “Y hasta se puede hacer una hiriente pregunta: ¿Será Cataluña una nación simbólica?

¿Y cuál no lo es amigo Onega? ¿Acaso España o Galicia o Andalucía no se define por un conjunto de símbolos compartidos: la lengua, la bandera, las tradiciones, los muertos y las señas de identidad?

Léase mi libro “España en Europa”, Planeta 1987 a partir de la página 158 donde le remito a leer definición de Jaeger y Selznick “A normative theory of culture”en la Américan Sociological Review, octubre 1964. “Cultura consiste en todo aquello que es producido por, y es capaz de sostener experiencias simbólicas compartida. Participar en una cultura es estar implicado en un sistema de significados simbólicos”.

Sigo esperando que los intelectuales residentes en Madrid, como mi amigo Fernando Savater o Javier Marías digan algo útil para resolver la crisis de España con Cataluña. Achacarlo a la escuela es insuficiente e inexacto.