La CUP y el capitalismo

Por si quedaban dudas de quien es el peor enemigo del 'process', aparecieron señoritas de la CUP con un cartel inspirado en uno de la revolución rusa (progresemos!) en que aparece una mujer barriendo a Mas, Rajoy, Pujol. El título es 'Barrémoslos', con la escoba, al parecer.

Si esto es la alternativa al sistema, me quedo con el sistema. Nunca ha sido un entusiasta del capitalismo, de joven intenté inventar un sistema alternativo, pero no lo conseguí. Marx tampoco, por cierto, así que no hay que amargarse. A la hora de describir la sociedad sin clases, la facilidad de Marx para la crítica se extingue y queda mudo.

Los cuperos no quieren turismo, pero déjenme señalarles que no van a ser ellos quien los detenga en España y por eso TVI el mayor touroperador europeo ha advertido que el mercado turístico español está saturado y señala que hay un trasvase de turismo hacia Bulgaria, Túnez o Cabo Verde porque allí los precios son más bajos.

Para lógica del sistema capitalista: si la demanda es muy grande, el precio sube y el comprador se va a otro sitio más barato. Ese mecanismo de mercado es el que va a frenar el turismo en España, no las sandeces de la CUP, sus ataques a buses y bicicletas o su voluntarismo antisistema. Los indocumentados de la CUP acabarán teniendo que darles las gracias al sistema capitalista por librarles del exceso de turismo. ¿Por qué no se matriculan en Economía?