Corruptos y polacos

En un país de comunión diaria, el Cardenal Segura de Sevilla salía a excomunión diaria, se decía después de la guerra. Ahora, salimos a imputación diaria, la última muy aplaudida por los buenos aficionados al fútbol. Este Villar había convertido la Federación en el patio de su casa y la Liga en su capricho, la […]