Otro "tripartit"

La azarosa trayectoria del PSOE le ha llevado a otro tripartito, esta vez en Madrid y contra Esquerra Republicana en vez de con ellos como en Barcelona.

Se van a unir Ciudadanos, PP y PSOE, que son los recién bautizados “Constitucionalistas” por su oposición al soberanismo catalán. Por ese tema fue defenestrado Sanchez –no nos engañemos- y sobre ese eje se apoyarán en lo que queda de legislatura.

Vaya por delante que Rajoy y su equipo ha levantado la economía española y que es falsa la cantinela de que hay que cambiar la ley de empleo, la desigualdad y las pensiones. Quien hundió el empleo, las pensiones y la economía fue Zapatero y el siniestro Fernández Ordoñez desde el Banco de España.

Miedo me daría que gobernara un socialista por que esos creen que “el dinero público no es de nadie” y que gobernar consiste en gastárselo. No. Consiste en administrar ingresos y gastos y asignar prioridades y no creerse que el desarrollo lo vayan a propulsar las industrias de energía renovables. Eso es creer en molinos de viento, como Don Quijote y con Pepiño Blanco como Sancho.

Lo primero que hizo el Tripartit Catalán fue el lúgubre Pacto del Tinell para poner un “cinturón sanitario” contra el PP, como si fueran apestados. Bueno será que alguien se avenga a pactar con el PP, que es quien, pese a corruptos, ha gobernado mejor. Si con el control de PSOE y Ciudadanos el PP no gobierna por decreto, será bueno para España. Pero de Guindos y García-Margallo son ministros competentes y Soraya es entrañable, algo imposible de decir sobre Susana Díaz que pareció Clint Stewart en Sin Perdón.