La indisoluble

Resulta gracioso que la Agustina de Aragón de la “indisoluble” sea Susanita Pesoe, que insta a sus ediles a defender por encima de todo la unidad española. No vaya a ser que dejemos de cobrar ¿verdad?

Por lo demás, el PSOE no presenta programa sino conjuntos de buenos deseos, como Ciudadanos y Podemos. Hablar es gratis, pero no oigo explicar de dónde puede salir el dinero para implementar los buenos deseos que tan barato cuesta expresar.

No entiendo que si les gusta la renta mínima garantizada, no propongan repartir el trabajo para reducir la jornada laboral y con ello reducir el paro también.

Notición escalofriante: en Canadá hay una porción de nazis, racistas, exterminadores de indias, mujeres y niñas. Canadá, ese país tan progre, limpio, intelectual que hace las películas sofisticadas que Hollywood no es capaz de vender, además el genocidio ignorado de miles de mujeres y niñas indígenas. Los aborígenes -no les vayan a llamar indios- cuentan 4.000.

O sea, como diría Umbral, que va, coge, agarra, viene y la dichosa cultura anglosajona es racista como los nazis porque consideran normal eliminar otra raza que no es la suya. Fondo anglosajón que en USA permite a la policía matar negros impunemente y ya, en el colmo del delirio racista, pedir indemnización a la familia del negro muerto por la inestabilidad emocional causada en el policía asesino.

Aquí somos bastante cafres y muy envidiosos, pero a esta abyecta hipocresía no llegaremos nunca. Susanita no nos dejará perder las esencias.