Vaya candidatos

No crea que voy hablar de los de aquí, es que en Estados Unidos hay otros que no les van a la zaga en ignorancia, incultura y desvarío. Para no hablar de Donald Trump, un irredento tontainas, o de Jeff Bush, que ya se vio como los gasta en la turbia elección de su hermano, tenemos a dos oriundos cubanos que dicen cosas inauditas, para echarse a temblar.

Ted Cruz: “Yo hago lo que Dios me dice que haga. Él me habla. Literalmente”. Este individuo que puede llegar a ser presidente de USA, oye voces, como Juana de Arco, pero ahora no la llevarían a la hoguera. Ya lo decía Churchill: “De Gaulle se cree Juana de Arco, lo malo es que ahora los obispos no dejan quemarlo”.

Otra perla de Cruz: “Vamos a construir un nuevo México que funcione y me pondré con Donald Trump a ello”: Hermoso viniendo de un emigrante.

Oigamos a Marco Rubio: “No podemos cumplir con un gobierno que nos obliga pecar. Las reglas de Dios siempre están por encima.” ¿Pero esta gente ha pasado por la Universidad? Pues no, dado que opina “los humanos no son responsables del cambio climático. El clima está siempre cambiando”. Claro que está cambiando siempre, pero siempre dentro de ciertos parámetros, idiota. Si la temperatura sube a ochenta grados, se va a enterar.

O sea, lo mal que, como diría Umbral, estos cretinos son candidatos a presidir Estados Unidos. Ya me dijo Dalí que la TV es el instrumento de cretinización más peligroso de la historia. Porque los auténticos idiotas son los que les votan, gente que ven “Gran Hermano” o “Sálvame Deluxe”. ¿Qué van a votar pobrecitos?