Sir Winston y Grecia

La visita de Tsipras a Putin me pareció una vileza además de un chantaje a Europa y USA. Obama, que como buen americano no sabe geografía – ni historia – picó en el chantaje y llamó a Merkel preocupado.

Es una vieja historia que se remonta a Byron y luego Yalta. Patrick Leigh Fermor secuestró al general alemán al mando de Creta y se lo llevó a Egipto. Los ingleses articularon la resistencia griega contra los alemanes, especialmente en Creta y luego cuando los comunistas griegos quisieron pasar el país al bloque soviético, Churchill se negó en la conferencia de Yalta.

A Stalin le dejaron todo lo que pidió, pero no Grecia. No veo por qué: geopolíticamente no es más peligroso tener un estado comunista en Grecia que en Checoslovaquia. Pero Churchill se negó, supongo que por Pericles y todo eso de que Europa viene de Grecia, lo cual solo es cierto en un 25 por ciento, pues además de Grecia, la cultura europea sale hacia el año 1.000 de la influencia cristiana, el individualismo bárbaro y la ciencia semita (árabe y judía).

Si Grecia sale del euro e incluso de la UE, no pasa nada. No creo que Rusia les invada: les dejará dinero y lo enredarán como a los alemanes, hasta que se canse y quede impagado. Ahí le quiero ver. Tampoco entiendo por qué Gran Bretaña puede estar en la UE con su libra y Grecia no con su dracma. Y para terminar diré algo de sentido común que escandalizará a los fundamentalistas: a Europa le conviene mucho más tener a Turquía en la UE que a Grecia. O sea que, relax, y que los griegos apechuguen con sus despilfarros.