¡Viva Zapata!

A este concejal de “Ahora Madrid” que lo quieren procesar por delito de humillación a las víctimas, deberían procesarlo más bien por palurdo. ¡Y ese iba a ser el encargado de la cultura en Madrid! Pues tampoco queda nada bien doña Carmena que lo eligió a dedo para el cargo. Y queda aún peor porque le quita de cultura pero no de concejal. Bueno, todo muy español, tétrico, cutre: de sueldos y sillones.

Prefiero a las chicas que irrumpieron en la capilla de la Universidad al grito de “¡Menos rosarios y más bolas chinas!” Esto tiene su gracia, lo de Zapata, ninguna. Ser revolucionario requiere buenas dosis de ingenio, si no, nos encontramos con Robespierre que era un asesino en serie.

Otro descabezado esta semana ha sido Durán Lleida, alias Durán Palace, que debería concurrir a unas elecciones el 27S por sí mismo, no bajo el gran paraguas de Convergencia. El cree que le votarán los catalanistas no independentistas, que de haberlos, haylos, de ahí que su presencia sea útil, para saber cuántos hay.

Mi amigo Chronis Tzedakis quiere que me vaya de vacaciones a Monemvasía en el Peloponeso, lugar maravillosamente conservado en su esencia bizantina y yo me resisto a cercarme a un país cuyo gobierno se va a ver a Putin para no tener que pagar lo que debe. Si Grecia callera en la órbita rusa, sir Winston se removería en su tumba y Stalin lanzaría una carcajada macabra. La historia, como proponía Toynbee, tiene querencias muy tenaces.