El rap de Monago al Silicon Valley de Rivera

Oyendo el indescriptible y casposo rap de Monago he recordado lo que decía Ramiro de Maeztu: “España es el país de la cocaína con churros”. Maeztu es un autor injustamente ignorado por la izquierda estúpida porque era católico. El daño intelectual que le ha hecho al pensamiento español la cerrazón izquierdosa por ignorar a los conservadores es ya irreparable: se ha llegado al pensamiento único - y escaso- del diario El País.

Ignorar a Edward Burke, a de Maister o a Haunam es un lujo que no se ha perdido franceses ni ingleses, a nosotros nos sobra todo, con Javier Pradera mareando doctrina ya tenemos bastante. Lo de Monago es tan grotesco que no puede seguir comentándolo sin caer a su nivel.

Comentaré la ignorancia de Rivera, esta vez no cutre sino cursi; ha oído campanas y propone Silicon Valley como si eso fuera el Village de la Roca (donde venden ropa). Silicon Valley es el resultado de Stanford, Barkeley, el Caltech de Santa Barbara, toda California, incluso del zen, como explicó mi amigo Theodore Roszak en su conferencia de 1985 en la San Francisco State University titulada: “From Satori to Silicon Valley”.

O puede Ribera leer mi “Sistemas de Ciudades y Ordenación del Territorio” en Alianza Universidad y enterarse que la innovación tecnológica de última generación es algo tan sofisticado que no se improvisa ni genera urbanizando diez hectáreas y poniendo un cartel de Silicon Valley 2. Solo un país con enormes universidades y sutiles laboratorios, son inventores geniales y los mejores cerebros pueden conglomerar un Silicon Valley. Aquí estamos en el nivel de fabricar coches bien, pero no pidamos “Valleys” a lo que es meseta. Primero regeneren las universidades, señores ciutadans.