El núcleo de McKinder

“Quien domina al núcleo, dominará el mundo, el núcleo es Eurasia” declaró el geopolítico Mackinder ante la English Geographical Society en los años 30. ¿Quién domina el núcleo? Solo dos países pueden hacerlo: o Rusia o China y entre ellos anda el juego.

China se asegura el gas Ruso que los europeos ya no ven tan claro como antes. Lo escribí durante la Guerra Fría: ¿si la URSS es el malo, como es posible que los países de la OTAN construyan un gaseoducto a Europa y dependan de su gas? Siempre creí que Rusia era el malo necesario para que el “military – industrial company” de Estados Unidos fabricase armas a toda máquina.

Pero Rusia dejó de ser el malo en 1989 y los americanos andan cual alma en pena detrás de levantar un “eje del mal” que sea creíble, pero no lo consigue: el coreano no es lo bastante malo y Afganistán es un pedregal. Irak era falso y Persia no entra en el trapo.

Así las cosas, China va a por el núcleo. Si se consolida en Asia Central e influye en los estados nacidos de la rotura del imperio moscovita. China dominará el núcleo y por lo tanto – según Mackinder – dominará el mundo.

Los Rusos también podrían por situación geográfica, pero no por riqueza: son unos vagos que se enriquecen vendiendo petróleo – como Venezuela – u otra materia prima, pero que de trabajar, poco.

No así China, que trabajan como negros y con negros de África está forjando un imperio económico colosal. El núcleo será China y para que quede más claro lo que he dicho antes, comprando el gas a Rusia, para más INRI.