No entiendo a Rajoy

El argumento que dio Rajoy contra el movimiento independentista de Cataluña me resulta incomprensible: que una parte o minoría no puede imponer su opinión a una mayoría. Si eso fuera cierto todavía formaríamos parte del Imperio Romano.

Cuando una minoría no está a gusto con una mayoría no le impone su opinión, lo que hace es apartarse. Si no fuera así, nadie dejaría una empresa por voluntad propia, o se divorciaría, o se saldría de una orden religiosa tras los votos.

Hay argumentos mucho mejores para procurar que los catalanes no se vayan. Este de Rajoy es incomprensible porque es el argumento colonialista: Ud. no se va porque nosotros somos más. Además, niega la mayor: que pueda existir un movimiento secesionista, cuando se está viendo que existe. Y existe porque Madrid o el estado se empeñan en actuar como capital colonial. No es por ahí.

He escrito varios artículos sobre la moderación y por la concordia. No deseo la separación de Cataluña, pues soy medio catalán y medio manchego, pero veo con preocupación la ceguera centralista madrileña: no quieren entender a Cataluña. Le niegan el AVE y el corredor Mediterráneo, persiguen al Barça, no aceptan el diálogo. ¿Qué país es este?.

Ya avisó Unamuno que cuando una capital imperial pierde sus colonias lo normal es que se vuelva contra sus periferias. No creo llegar a verlo, y no deseo verlo. Pero con una mentalidad cerrada, con un argumento confuso como ese de la mayoría, no iremos a ninguna parte. No olvide Rajoy que el independentismo es un sentimiento del alma y el alma solo es de Dios.