El 2013

Superados los sobresaltos, amenazas y apocalipsis del calendario Maya, 2013 ha sido un año simpático, amable y llevadero. Primero porque la crisis del siglo ha terminado: la renta que cayó en 2008 ha vuelto a remontar; este verano tocamos fondo y volvemos a crecer. Eso de por sí ya nos debe congraciar con este año. […]