Los griegos

El astuto Ulises con su regalo envenenado del Caballo de Troya dio pábulo al proverbio: “ No te fíes de los griegos ni cuando te den un regalo”. Visto lo visto a mí me dan ganas de avisarle a Merkel : “ No se fíe de los griegos ni cuando Vd.les esté haciendo un regalo”. […]

La dimisión de Camps

Ha pillado con el pie cambiado a más de un socialista que desde las tropelías de Felipe González no se acuerda de cómo se practica la cultura democrática de la dimisión tal como se conoce en Inglaterra, Francia, Alemania o Estados Unidos. Aquí no dimite nadie, me he cansado de escribir y ahora que Camps […]

Rebeca la trepa

El escándalo Watergate de Murdoch del cual por cierto los socialistas aún no han echado la culpa a Aznar que pasaba por allí, ha surgido un personaje que estaba en la literatura inglesa – según Mario Praz- y en la pintura prerrafaelita: “La Belle Damme sans merci” que en los prosaicos tiempos que corren cabe […]

El último tango en León

Hay huéspedes maleducados que no saben cuándo deben irse: ni lo avanzado de la hora, ni el significativo silencio de los anfitriones los avisa. Algunos se despiden, pero no se van, como dijo Rosa Díez. Al final los anfitriones deben decir aquello de: “Vamos a acostarnos, que estos señores tendrán que marcharse.” Así está el […]

La burla del AVE manchego

¿Cómo quieren ustedes que no haya separatismo si el gobierno central madrileño se gasta una millonada para conectar vía AVE Albacete con Cuenca y Toledo, mientras que Valencia y Barcelona no tienen AVE que los comunique? Incluso a mí me dan ganas de volverme independentista ante tamaña cacicada, estúpida, por lo demás. Puedo hablar con […]

Que no se va

Uno empieza a imaginarse Moncloa como la casa de la bruja: todo a oscuras, crespones negros, cera derretida sobre los muebles y sombras alargadas por los pasillos vestidas con ropones negros, imperdibles y cadenas. Y en medio de la fantasmagoría un espectro cejijunto y obstinado que no obedece a los conjuros y grimorios que intentan […]

¡Este chico es tonto!

Se contaba en el Madrid de los años treinta que Ortega increpaba a sus discípulos, a quienes obligaba a acompañarlo a los toros y, ante su pasividad les apostrofaba: “Son Vds. unos lacios”. La más maligna comidilla –tanto que yo me inclino a pensar que no fuera cierta- le recuerda comentando tras una visita a […]