El déficit ¿es socialista o de derechas?

La última idiocia de este país de ignorantes es la discusión de si tener déficit es socialista o de derechas. Acabáramos: tener déficit es de irresponsables, indocumentados o ladrones. La más simple ama de casa sabe que no debe gastar más de lo que ingresa o que a sus deudas  debe dedicar una parte de sus ingresos. Gastar por gastar sin un plan lógico para pagar la deuda es de descerebrados.

Pues bien ahora resulta que crear deuda, tener déficit, es una loable política social que la cavernaria derecha pretende evitar. El pobre Rubalcaba que es de los pocos inteligentes que hay en el PSOE, ha tenido que decir que el déficit no es de izquierdas, y que una cosa es mantener políticas sociales y solidarias, y otra gastar lo que no se tiene.

Me está viniendo in mente aquella irónica pregunta: ¿qué es más socialista, dar o que te den?, para describir el esperpento español entre la solidaridad y el déficit. El cínico Montilla, que dejó las arcas de Cataluña vacías para mantener de embajador en París al hermano de Carod y otros gastos absurdos por el estilo, ha criticado los recortes presupuestarios que su propia incompetencia provocó. ¿Somos idiotas o sólo cínicos?

Que Cospedal haya reducido un 20% los gastos en Castilla La Mancha es una gran noticia, acogida con retintín, condescendencia e incluso burla por parte de los medios periodísticos socialistas. El otro día alguien me entrevistó y preguntó para empezar: “¿Cómo es que Usted titula su libro Memorias de un liberal psicodélico, cuando la palabra liberal tiene connotaciones tan peyorativas?. Mire Usted –le respondí-, las palabras o ideas desprestigiadas en el mundo en 2011 son socialista o comunista, no liberal”. Ahora bien, en un país palurdo donde no se conoce a Isaiah Berlín ni se lee casi nada, uno puede confundir los neocons de Bush con la economía neoliberal de Thatcher, y creer que, como decía León XIII, el liberalismo es pecado.

Aquí se necesita un partido lo más liberal posible, con ministros con carreras universitarias y que gobiernen con inteligencia y honestidad, no pensando como aquella cretina del PSOE: “Como el dinero no es de nadie”…pues ya se puede gastar. Paciencia, ya es cuestión de meses.