Missing Gadafi

Al disfrazado coronel –disfrazado de lagarterana, se entiende- se le han caído los palos del sombrajo, pero él no estaba debajo. Sigue en paradero desconocido. Yo de él hubiera subido al avión que Chaves le mandó a Túnez y no pararía hasta la selva de los guaraníes o aquel río que Alejo Carpentier remonta en […]