Hipócritas paranoicos

Cuando uno se queda sin adjetivos, atónito e inerme ante la cretinez, está como yo ahora: intentando dar con el epíteto para la calificar la beocia nacional-socialista. Aunque madame Rahola se enfade con Sánchez-Dragó –conmigo ya estuvo insolente criticando la novela sobre Raimundo Lulio- no veo otra manera de llamar a los socialistas y nacionalistas […]