Jung Inédito

Se va a publicar en castellano, en Buenos Aires, el Cuaderno Rojo del psicoanalista Carl Gustav Jung. Sus herederos lo sacaron de la caja fuerte donde reposaba y lo cedieron a la editorial Norton que lo publicó, en lujosos facsímiles, a finales del año pasado.

He leído a Jung en las espléndidas traducciones de R.F.C. Hull de las obras completas en 20 volúmenes publicadas por la Bollingen Foundation y Princeton University Press. Aunque hay sendos manuales resumidos por Campbell y Storr, es mejor leerlo entero. No los 20 volúmenes, aunque sea verano, sino selectivamente, pero sin resumir.

Yo empezaría por el volúmen 10 “Civilización en Transición” donde se plantea la mejor explicación que conozco al inesperado, anacrónico y desconcertante comportamiento de la Alemania nazi. En sus ensayos “Wotan” y “Después de la Catástrofe”, Jung usa su teoría de los arquetipos y el subconsciente colectivo para comprender los impulsos irracionales que llevaron a los alemanes a seguir a un psicópata como Hitler.

Excelente lectura veraniega para entender, por analogía – y que nadie se exalte- cómo un montón de españoles siguen a un neurótico con personalidad desdoblada que los encandila reiteradamente. Quizás se pueda entender con Jung la esquizofrenia de las dos españas.

En cualquier caso, sigo recomendando el volúmen 8 “Dos Ensayos sobre Psicología Analítica” y los dos tomos del volúmen 18 traducidos al castellano por Editorial Trota, que asimismo ha publicado los demás tomos de las obras completas.

Freud se quedó en lo personal, Jung esboza una teoría que cubre los aspectos sociales y culturales, especialmente los religiosos y simbólicos, mucho mejor que Freud. Así como Marx se quedó en las relaciones de producción para explicar la evolución de las culturas, Freud se queda en las relaciones sexuales para explicar las motivaciones de las personas. No basta. Lo religioso, aunque no se crea en ello, influye desde el subconsciente colectivo, se quiera o no, porque no es controlable por la razón.

En el pensamiento humano hay unos arquetipos simbólicos que son los instintos de la mente, gravados al estructurarse el cerebro antes de nacer y que resumen reacciones y experiencias de todas las generaciones anteriores. Por eso hay un subconsciente colectivo alemán, español, musulmán, cristiano o budista.

En el Libro Rojo, Jung cuenta su lucha con los arquetipos, sus encuentros con lo numinoso,, sus intuiciones visionarias. Por eso, por ser personal y no científico, no lo incluyó en sus obras completas. Pero, tratándose de un genio como él, será fascinante.