Tenis

Rafa Nadal se retira de Wimbledon

El español se ve obligado a tomar esta decisión a causa de su lesión en el abdominal, lo que le impedirá jugar este viernes ante Kyrgios en semifinales

Rafa Nadal

EFERafa Nadal

Rafa Nadal ha anunciado, en una rueda de prensa convocada en la tarde-noche de este jueves, su decisión de retirarse de Wimblendon a causa de los fuertes dolores que tiene por su lesión en el abdominal, lo que le impedirá jugar este viernes ante Nick Kyrgios en semifinales.

Nadal, campeón este 2022 del Abierto de Australia y Roland Garros, aspiraba a ganar el tercer 'Grand Slam' del curso en disputa. Sin embargo, después de vencer, bajo la amenaza de retirada desde el segundo acto, al estadounidense Taylor Fritz en cuartos de final a duras penas y en cinco sets, la lesión le obliga a la retirada en Londres.

El campeón de 22 'grandes' convocó una rueda de prensa en el All Englad Tennis Club para explicar su decisión. "Os podéis imaginar para qué estoy aquí, tengo que retirarme. Como todo el mundo vio ayer, estuve sufriendo un dolor en el abdomen y tengo un desgarro en el músculo", apuntó el tenista español. "No puedo competir en estas condiciones y lo único que puede pasar es que vaya a peor, no tiene sentido seguir compitiendo así", ha lamentado el balear.

El balear se sometió a pruebas este jueves por la mañana que le confirmaron la lesión que casi le obliga a retirarse ante Fritz, como le pidieron desde la grada su padre y su hermana en el segundo set en una imagen para el recuerdo. "He tomado esta decisión porque no creo que pueda ganar dos partidos en estas circunstancias. No es solo que no pueda sacar a la misma velocidad, es que no soy capaz de hacer un movimiento normal con el servicio", explicó.

"Por respeto a mí mismo, no quiero salir a la pista y ver que no soy lo suficientemente competitivo. Todos saben el esfuerzo que he hecho para estar aquí. No puedo arriesgarme hasta ese punto y tener que estar tres meses fuera de competición", añadió un Nadal consciente de que si jugaba el viernes podía ser catastrófico.

"Lo más importante para mí es la felicidad y el esfuerzo que he puesto aquí pero no puedo forzar y parar ahora dos o tres meses sin competir a estas alturas de mi carrera. Estoy muy triste por la decisión, pero es mi decisión", ha señalado.

Por último, el de Manacor confesó además que durante la semana ya había sentido alguna molestia en el abdomen y confió en estar preparado para la segunda semana de agosto competir en el Master 1.000 de Canadá.

"He tenido esta sensación en el abdominal durante toda esta semana. Voy a necesitar tres o cuatro semanas, algo normal para este tipo de lesiones. Espero que esto me permita volver a un calendario normal, al calendario que tengo en mente", añadió un Nadal que aceptó el nuevo contratiempo cuando llegó a Londres después de un tratamiento en el pie que le había complicado la gira sobre tierra pero que no le impidió ganar su 14 Roland Garros el mes pasado.

Sobre el autor de esta publicación