Mujeres qataríes en un partido de fútbol

Mujeres qataríes en un partido de fútbolMujeres qataríes en un partido de fútbol

Qatar mantiene sus estrictas leyes a menos de cinco meses del Mundial

Los hinchas que viajen serán multados o encarcelados si mantienen relaciones extramatrimoniales, consumen alcohol en público o están ebrios en la calle, mientras los homosexuales y las mujeres continúan con sus derechos cercenados

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha trasladado su residencia a Qatar con el objetivo de seguir de cerca las reformas introducidas por el país árabe de cara al Mundial de fútbol que organizará en noviembre y diciembre. Unas reformas, cuanto menos, cuestionables, porque según diversas investigaciones continúan trabajando miles de migrantes en la preparación del campeonato en régimen de semiesclavitud, y siguen sucediéndose las muertes. Aunque Qatar ya ha anunciado que las mujeres podrán entrar a los estadios, continúan siendo tuteladas por los hombres para cualquier rutina diaria. Y no podrán mostrar las piernas o los hombros, algo que se consideraría una provocación. El país tampoco variará su rigidez en cuanto a las bebidas alcohólicas y no servirá cerveza en los estadios. Las relaciones fuera del matrimonio mantienen un castigo de hasta siete años de cárcel y los homosexuales serán “bienvenidos” pero si no demuestran en público su condición, además de que algunos hoteles están prohibiéndoles efectuar reservas.

El máximo organismo del fútbol mundial continúa intentando ‘lavar la cara’ de Qatar aparentando que está dando pasos en la consecución de derechos humanos y sociales. De ahí que Infantino haya establecido su residencia en el país que albergará el campeonato del mundo del 21 de noviembre al 18 de diciembre.

"Pongo mi tienda de campaña aquí en Doha, voy a vivir aquí e iré todos los días para ver a los responsables en el Gobierno y asegurar que estas leyes (reformas) se aplican, y si se comete alguna violación", dijo Infantino, con una amplia sonrisa, en la clausura del Foro Económico de Catar.

El presidente de la FIFA instó a que "todos vean los hechos y los resultados" y defendió reformas como la eliminación de la "kafala" -el sistema que impedía a los migrantes salir del país- y la subida del salario mínimo, entre otras medidas.

Esa ‘kafala’ había sido reiteradamente denunciada por las oenegés, ya que se habían convertido en prácticas habituales para ‘retener’ a los migrantes que la ‘empresa’ de ‘contratación’ les quitara el pasaporte a su llegada y no se lo devolviera hasta que terminaran el trabajo y que la empresa contratante les congelara los bajos salarios ganados durante varios meses.

Estos migrantes, que en su mayoría viven hacinados en polígonos habilitados a tal efecto, están pasando por auténticas penurias. Y una investigación reciente de The Guardian cifró en 6.500 el número de fallecimientos de migrantes en Catar relacionadas con preparativos del Mundial en base a los datos que proporcionaron los países de origen de los trabajadores, que en un 95% son extranjeros (India, Bangladesh, Nepal, Sri Lanka y Pakistán)

Casi cuarenta muertes por el Mundial y miles más relacionadas con él

Cabe matizar, eso sí, que la investigación de The Guardian especificaba que ‘sólo’ 37 de las muertes fueron directamente relacionados con la construcción de estadios o instalaciones. El resto estarían vinculadas a construcciones de rascacielos, puentes, instalaciones eléctricas o incluso muchas provenientes de suicidios ante el calvario por el que muchos de ellos pasan por las altas temperaturas y las maratonianas jornadas de trabajo sin derechos laborales.

Nasser Al-Khater, CEO de Qatar 2022, asegura que es una falsedad que se hayan producido muchos fallecimientos y sólo reconoce tres."En Qatar han fallecido tres trabajadores del Mundial. Tres. Son datos públicos que nunca hemos escondido. Los datos que ofrecen varios mediosse utilizan para crear negatividad y responden a intereses personales. Son absolutamente falsos. Nosotros no reconocemos estos datos y no están contextualizados. Es un periodismo irresponsable. Parece que todo el que muere en Qatar lo hace por el Mundial", afirma.

Las oenegés, sin embargo, aseguran que Qatar falsea las estadísticas esgrimiendo numerosos fallecimientos con “causas naturales” cuando no son así. Personas electrocutadas, que caen el vacío o cuya salud se ha deteriorado por las condiciones de trabajo.

Miles de migrantes podrían haber muerto en Qatar por causas relacionadas con el Mundial

Los homosexuales podrán serlo pero no parecerlo

Otro de los asuntos polémicos en cuanto a las leyes del país es su homofobia, que castiga cualquier acto homosexual con penas que van por entre uno y diez años de prisión. A este respecto, los organizadores intentan aparentar tolerancia asegurando que la comunidad LGTBIQ+ será bienvenida, aunque advierte de que los homosexuales no deben mostrar su afecto en público.

El CEO qatarí así lo justifica. "Qatar es mucho más modesto y conservador que otros países. Esto es lo que pedimos a los fans que respeten y estamos seguros de que lo respetarán. Nosotros respetamos culturas diferentes, esto no es algo peculiar de Qatar o de un país árabe. Muchos países del mundo son bastante conservadores. Creo que la percepción que se tiene de que las personas no se sienten seguras aquí es incierta. El matrimonio homosexual no es legal en Qatar, como tampoco lo es en otros países del mundo", explica en la CNN.

Aunque por un lado Al Khater se desdice asegurando en que se puede mostrar con normalidad la homosexualidad como en "cualquier otra sociedad del planeta" reconoce que en otros países “hay una mayor indulgencia" que en Qatar con las muestras de afecto como darse un beso o cogerse la mano.

Infantino también ha comprado el mismo discurso y ha apostillado que “si Catar no diera la bienvenida a todos no hubiera organizado el evento". El presidente de la FIFA, huyendo del argumento evidente de que la sede mundialista se ha decidido sólo por petrodólares, muestra su confianza en que la comunidad LGBTIQ+ "será bienvenida en Catar", pero también esgrime que "tienen que respetar la cultura local. Estamos capacitando a los responsables y trabajando de la mano con las entidades y la policía y les daremos la bienvenida a todos", declaró.

Por otro lado, una investigación conjunta de las corporaciones de radiodifusión pública de Noruega (NRK), Dinamarca (DR) y Suecia (SVT) ha desvelado que algunos hoteles no están admitiendo a parejas homosexuales a la hora de aceptar sus reservas en las fechas del Mundial.

Las mujeres, con derecho...de ir al estadio bien tapadas

Y si los homosexuales podrán serlo pero no parecerlo, otro de los colectivos desfavorecidos en el país, el de las mujeres, no verá aumentados sus derechos. Las mujeres que residen en este país están obligadas a recibir el visto bueno de sus tutores masculinos para estudiar, acceder a algunos empleos, viajar al extranjero hasta cierta edad e incluso para casarse.

Eso sí, a diferencia de otros países como Irán, sí pueden acudir a los estadios de fútbol, lo que Qatar intenta ‘vender’ como ejemplo de aperturismo. Fatma Ali Al Nuaimi, directora ejecutiva de comunicación del Comité Supremo para la Entrega y el Legado (SC), asegura que muchas mujeres trabajan en la organización del Mundial, “y todas ellas están desempeñando su papel para garantizar que podamos celebrar un torneo increíble este año”.

“Las mujeres desempeñan un enorme papel en la vida familiar y profesional, ya sea en los negocios, la política, la cultura, las artes y, por supuesto, el deporte”, afirma, sin detallar si las mujeres locales podrán estar en la misma grada que los hombres o tendrán una grada ‘especial’. Por otro lado, tanto las locales como las extranjeras tendrán prohibido el mostrar piernas u hombros bajo amenaza de fuerte multa.

Las relaciones extramatrimoniales, castigadas con cárcel

Las leyes morales del país asiático alcanzan a todo tipo de relaciones y tienen su apartado para las relaciones extramatrimoniales, según advierte el Daily Star a los hinchas británicos que tienen pensado acudir al Mundial, detallando que esas relaciones están terminantemente prohibidas.

De hecho, un comunicado del Comité Supremo qatarí ha recordado que "Qatar es un país conservador y las muestras públicas de afecto están mal vistas independientemente de la orientación sexual". Según detalla el rotativo inglés, las relaciones sexuales fuera del matrimonio pueden ser castigadas con latigazos o con hasta con siete años de prisión.

En aplicación de esas leyes, una turista neerlandesa que denunció ante la Policía local una violación hace seis años alegando que el violador se aprovechó de que estaba ebria, fue condenada a un año de prisión por relaciones extramatrimoniales y consumir alcohol, que eludió con el pago de una sanción. Y el ciudadano sirio que había sido acusado de violación, lejos de ser culpado por ello, fue castigado a 100 latigazos por adulterio y a 40 latigazos más por consumir alcohol.

Prohibida la cerveza en los estadios

Porque el alcohol continúa siendo tabú en Qatar y en los estadios no venderán ni siquiera cerveza. Sólo algunos hoteles o establecimientos tienen la autorización necesaria para poder venderlo. Pero también está prohibido y castigado consumirlo en los puntos autorizados y salir bebido a la calle.

Y si las relaciones extraconyugales o el consumo de alcohol están penadas con cárcel o latigazos, el consumo de drogas o su tenencia puede provocar una condena de diez años. Y asuntos como la pornografía o la prostitución también tienen pena de prisión.

Aunque algunas Federaciones de fútbol están instando a la FIFA a que presione a Catar para que sea flexible con algunas leyes ante el temor de que se produzcan numerosos problemas entre los hinchas desplazados y la Policía local, los organizadores no parecen estar por la labor de variar su idiosincrasia una vez conseguida la organización uno de los eventos deportivos más importantes del mundo y que será aprovechado para blanquear su imagen en el exterior.

Sobre el autor de esta publicación