Portugal elimina a Polonia en los penaltis y se convierte en el primer semifinalista (1-1, 5-3)

La selección lusa se enfrentará en semifinales con el ganador del Gales-Bélgica, que se disputa este viernes a las 21 horas

portugal

La selección portuguesa se clasificó este jueves para las semifinales de la Eurocopa después de superar a Polonia en la tanda de penaltis (1-1, 5-3). Lewandowski adelantó a su selección a los tres minutos, pero los lusos lograron empatar y convertirse poco a poco en dominadores de un encuentro en el que un apático -o mermado- Cristiano Ronaldo desperdició numerosas ocasiones, lo que terminó llevando el cruce de cuartos a la resolución desde los once metros y a que Rui Patricio se convirtiera en el héroe de su selección.

Portugal y Polonia tenían ante sí una oportunidad histórica. Se jugaban un puesto en las semifinales de la Eurocopa, y en la parte cómoda del cuadro, lo que conllevaba que en la siguiente ronda se encontrarían con Gales o Bélgica, una situación muy ventajosa para poder hacer algo grande.

Uno de los atractivos del encuentro era comprobar si Lewandowski o Cristiano Ronaldo ganaban protagonismo en sus selecciones. El del Bayern, no había marcado un gol en los cuatro partidos precedentes. El madridista, pese a acumular dos tantos, estaba firmando un campeonato discreto.

No habían pasado ni dos minutos de partido cuando se despejó la incógnita porque el espigado delantero polaco remató a las mallas con su pie derecho un centro desde la izquierda. Una vez más, a los lusos les tocaba remontar. Aunque Portugal adelantó líneas y comenzó a merodear el área rival, fue Polonia, con un lanzamiento desviado de Milik, y con un disparo de Lewandowski que atrapó Rui Patricio, quien creó las siguienes oportunidades.

Aunque los portugueses adelantaron líneas, cada acercamiento de Polonia era síntoma de peligo. Tuvieron que pasar más de 27 minuitos para que Portugal pusiera a prueba Fabianski con un tiro cruzado de Cristiano Ronaldo que poco después reclamó un penalti por empujón de Pazdab que Brych debió señalar.

Parecía que Portugal reaccionaba y Renato, el todoterreno portugués en el centro del campo que ayer se aprovechó de las ausencias en el once luso para ser titular, empataba el partido con un lanzamiento desde la frontal que tocó en el todavía sevillista Krychowiak. La selección lusa, que otras veces había necesitado muchas ocasiones para convertir algún gol, salvo en su duelo ante Croacia, volvía a ser tan efectiva como en octavos.

Aunque su selección mejoraba, Cristiano Ronaldo seguía sin aparecer. Reservando esfuerzos, andando mientras sus compañeros corrían o trataban de presionar anárquicamente y gesticulando cada vez que algún jugador portugués no le asistía en buenas condiciones.

Portugal era quien más lo intentaba, con Renato, el nuevo fichaje del Bayern, participando en todos los acercamientos. Pero Polonia generaba pavor en una defensa rival muy insegura cada vez que pisaba el área portuguesa. El primer parcial se cerraba igualado y sin un dominador claro.

Portugal domina en la segunda parte

Portugal comenzó mejor posicionalmente en una segunda mitad en la que Polonia trataba de ralentizar el ritmo del encuentro, aunque un disparo al lateral de la red de Cristiano Ronaldo y un remate al aire del madridista en posición franca fueron el único bagaje de peligro en el primer cuarto de hora.

Cedric, con un potente disparo a los 63 minutos que salió fuera, muy cerca de la escuadra derecha de la portería polaca, sí estuvo más cerca del gol. Mientras, Polonia no pisaba el área rival, y si lo hacía, siempre aparecía Pepe para deshacer cualquier atisbo de peligro. Su primera ocasión, en las botas de Milik con un remate que detuvo Rui Patricio, no llegó hasta el ecuador del segundo período.

Moutinho, a quien las molestias musculares le habían apartado de la titularidad, sustituyó a Silva tratando de reforzar el centro del campo de su selección a dieciocho minutos del final. Era un 'quiero y no puedo' de Portugal. Mucho derroche físico, muchos intentos de desborde por las bandas, pero faltaban más ideas y calidad.

Cristiano, como si de un 'palomero' en una cancha de baloncesto de tratara, continuaba caminando de un lugar a otro a la espera de poder 'cazar' un balón y marcar la diferencia. Y estuvo a punto de tenerla, porque Pepe se anticipó en una salida del balón de Polonia desde la defensa y desde el borde del área dio un pase que dejaba sólo a su compañero de equipo. Maczynski llegó antes por muy poco pero su intento de despejar estuvo a punto de terminar en autogol.

A cinco minutos del final, Cristiano Ronaldo pudo evitar la prórroga. Recibió en boca de gol un pase a media altura y de nuevo remató al aire. El tiempo extra se presentaba casi un drama a nivel físico, porque los dos conjuntos venían de disputar 120 minutos en octavos de final.

Y el cansancio se notó. En la primera parte de la prórroga de nuevo fueron los lusos los que estuvieron más cerca del gol, con un remate fallido de Cristiano y un lanzamiento de Nani como mejores opciones. En Polonia, sólo un lanzamiento de Milik, sin duda el mejor de su selección por su derroche y porque siempre fue sinónimo de peligro, inquietó a Rui Patricio.

En la segunda, prácticamente no hubo ocasiones claras. Quaresma, que había entrado como revulsivo antes de la prórroga, lo intentó sin éxito varias veces, Polonia sólo lo intentó con centros al área que se quedaban en nada y Portugal decidió no arriesgar en los últimos compases. Sucedió tan poco, que casi lo más reseñable fue el salto de un espontáneo al césped para tocar a Cristiano. Llegaban los penaltis, con los que los polacos habían eliminado a Suiza en octavos y que llegaban con morbo añadido tras el fallo de Cristiano Ronaldo ante Austria.

Y fue Rui Patricio, al despejar en una gran estirada el lanzamiento de Blaszczykowski, el cuarto de Polonia, el que marcó las diferencias antes de que Quaresma sentenciara con el quinto acierto de su selección. Portugal llega a semifinales. Y lo hace después de haber empatado ante Islandia, Austria, Hungría, Croacia y Polonia. Parece que este año le acompaña la fortuna que le ha faltado en ediciones anteriores. Este viernes conocerá su rival.

POLONIA, 1 - 1 PORTUGAL (3-5, en penaltis). (1-1, al descanso)

POLONIA: Fabianski; Pisczek, Glik, Pazdan, Jedrzejczyk; Krychowiak, Maczynski (Jodlowiek, min.98), Grosicki (Kapustka, min.82), Blaszczykowski; Milik y Lewandowski.

PORTUGAL: Rui Patricio; Cédric, Fonte, Pepe, Eliseu; W. Carvalho (Danilo, min.96), Renato Sanches, Joao Mario (Quaresma, min.80), Adrien Silva (Moutinho, min.73); Nani y Cristiano Ronaldo.

GOLES: 1-0, min. 2, Lewandowski. 1-1, min. 33, Renato Sanches.

TANDA DE PENALTIS: 0-1, Cristiano, gol. 1-1, Lewandowski, gol. 1-2, Renato Sanches, gol. 2-2, Milik, gol. 2-3, Moutinho, gol. 3-3, Glik, gol. 3-4, Nani, gol. 3-4, Blaszczykowski, falla. 3-5, Quaresma, gol.

ÁRBITRO: Felix Brych (GER). Amonestó a Jedrzejczyk (min. 42), Glik (min. 66) y Kapustka (min. 89) por parte de Polonia y a Adrien Silva (min. 70) y W. Carvalho (min. 90+) por parte de Portugal.

ESTADIO: Stade Vélodrome, Marsella.

Sobre el autor de esta publicación