TENIS

Nadal vuelve en Cincinnati con miras altas, pero con cautela

El balear subirá al primer puesto de la ATP si gana el título en Ohio y el actual número uno, el ruso Daniil Medvedev, no llega a cuartos

EUROPA PRESS

El tenista español Rafa Nadal reconoció su ilusión por la posibilidad de ser de nuevo número uno del mundo en la disputa del torneo de Cincinnati, séptimo Masters 1.000 de la temporada, aunque para ello necesita que el cuerpo le acompañe, cuando regresa esta semana desde su retirada en Wimbledon.

"Significa mucho para mí tener esa oportunidad (de ascender al número uno). Algo que no esperaba que pudiera volver a suceder. Lo principal es mantenerme saludable y jugar los eventos que quiero jugar", dijo en su primera rueda de prensa en Cincy.

El balear subirá al primer puesto si gana el título en Ohio y el actual número uno, el ruso Daniil Medvedev, no llega a cuartos de final en el torneo. "No jugaré más de lo que creo que funciona bien para mi cuerpo", apuntó un Nadal que en Wimbledon no saltó a las semifinales contra Nick Kyrgios por una lesión abdominal.

El de Londres fue el último contratiempo para el campeón de 22 'grandes', quien, con todo, ha sido capaz de firmar una tremenda temporada a sus 36 años. Nadal reapareció en enero en Australia tras seis meses y se llevó el Abierto de Melbourne, en una racha de victorias que se cortó en Indian Wells por una costilla rota.

El parón le costó media gira sobre tierra, pero aún así alzó su 14º Roland Garros, sabiéndose después que su lesión crónica en el pie le hizo jugar con la zona dormida. Tras un tratamiento experimental, Nadal volvió en Wimbledon, donde avanzó hasta que el abdomen le sacó de su lucha por el 'Grand Slam' de 2022.

"Voy a poner todo mi esfuerzo en cada evento que juegue. Es algo que no importa si tengo la oportunidad de ser el número uno, pero estoy feliz de estar en esta posición y si sucede, estaré muy feliz. Quiero volver a jugar al tenis en el Tour. Estoy haciendo una buena temporada y lo estoy disfrutando. Quiero disfrutar esta semana en Cincinnati", dijo el de Manacor, campeón en 2013.

El 36 veces campeón de Masters 1.000 se enfrentará en su debut el miércoles al croata Borna Coric o a un rival de la previa. "Necesitas saber que cuando regreses después de un tiempo, las cosas no van a ser perfectas. No puedes esperar jugar a un nivel increíble desde el principio. Sabiendo que necesitas ser lo suficientemente humilde para luchar con las herramientas que tienes al principio para ganar el primer partido", afirmó.

"Si estás jugando bien, y creo que estoy jugando más o menos bien, tienes buenas sensaciones en la cancha. Pero la competencia es diferente y hay que aceptar que las cosas van a ser difíciles. En un Masters 1.000, los oponentes son muy exigentes desde el principio, por lo que debes jugar a un alto nivel y eso es lo que voy a intentar hacer", terminó.