Rafa Nadal arrasa a Casper Ruud (6-3, 6-3, 6-0) y conquista su impresionante 14 Roland Garros y su 22 Grand Slam

Rafa Nadal se impone a Casper Ruud por 6-3, 6-3 y 6-0 para sumar el 14 Roland Garros y aventajar en dos Grand Slam (22) a Djokovic y Federer

Rafa Nadal, 14 Roland Garros

EFERafa Nadal, 14 Roland Garros

Rafael Nadal es el tenista más grande de todo los tiempos, como lo acaba de confirmar con esta su decimocuarta victoria en Roland Garros en la que arrasó al tenista noruego Casper Ruud (6-3; 6-3, 6-0), tras encadenar al final del partido 11 juegos victoriosos en los que Rudd no tuvo nada que hacer frente al impresionante e implacable español.

El que ganó esta edición del torneo de Roland Garros en la verdadera final anticipada de Nadal frente a Novak Djokovic en los cuartos de final. Y tras eliminar en semifinales a Alexander Zverez, que se retiró por lesión en un tenso encuentro. En el que Nadal ganó el primer set 7-6 y había empatado 6-6 el segundo set cuando se lesionó Zverev.

[av_video src='https://www.youtube.com/watch?v=l3KfbfkxJOU' format='16-9' width='16' height='9' custom_class='']

El Rey de España Felipe VI y el ministro de Cultura Miquel Iceta asistieron a este histórico encuentro con el que Nadal suma un segundo Grand Slam en este año, en el que ha sufrido serias lesiones que Rafael ha superado con esfuerzo y sufrimiento. Una victoria esta decimocuarta de Nadal con la que pone fin a los rumores sobre su posible retirada del tenis mundial.

París. Otra cita con la Historia. Otra vez, Rafa Nadal. Y es que ya son 14 las veces que el tenista balear nos ha citado para animarle a conquistar un nuevo Roland Garros. Después del camino complicado y tortuoso en este torneo, en el que tuvo que derrotar a tres top 10 antes de llegar a la final. El último antes de Ruud fue Zverev en un partido que, de no ser por el abandono por lesión del alemán, podría haber pasado a la historia con más de tres horas de juego en solo dos sets -el último 'solo' a falta de jugar el tie break-.

Nadal hizo de la final el partido más fácil de disfrutar. Si los anteriores habían sido agónicos, viéndolo al límite de su forma física, este parecía el primer partido del torneo. No estaba fresco el español, pero se le veía con la suficiente energía y superioridad para derrotar al noruego y así terminado sucediendo. Cómo si fuese fácil, Nadal completó su decimocuarta final con la tranquilidad de un partido de entrenamiento.

Ruud, que llegaba conociendo a Rafa después de haberse formado en su academia, sabía cómo jugar al rey de la tierra batida pero, en el primer set no encontró la manera de incomodarlo. Nadal finiquitó con un rápido 6-3 en el que el tenista español sacó todo su arsenal para deshacerse del noruego tras romperle dos juegos. Ruud muy fallón en el inicio, le costó ir cogiendo confianza con la raqueta.

Cambio de tercio en un segundo set en el que Ruud salió mucho mejor, más serio, controlando los golpes y rompió el servicio a Nadal y llegó a ponerse 1-3. El tenista noruego parecía que iba a controlar y adjudicarse el segundo set ante el balear porque parecía no estar cómodo pero Nadal siempre vuelve. El rey de Roland Garros cambió el tiempo y rompió el servicio a Ruud para remontar y adjudicarse el set por 6-3. Como reza en una de las gradas de la pista central, "la victoria pertenece a los más tenaces".

Así las cosas, el tercer set arrancó tras un pequeño parón en el que Nadal pidió ir al baño y a la vuelta, y con servicio, volvió a imponer su 'raqueta de hierro' para poner el 6-0 de salida. Ruud no encontró resquicio en ninguno de los juegos ante un Nadal que era capaz de devolver todas las bolas que el noruego le tiraba.

El tenista español no dio respiro al noruego y con el transcurrir de los minutos Rafa Nadal iba creciendo, sin muestras de cansancio, sin muestras de dolor en el pie. Impasible. Cerrando el partido y el torneo con un golpe final ganador, no había mejor forma. Otra vez más. Como si fuera fácil. Otro Roland Garros más. Y ya son 14.

Sobre el autor de esta publicación