FÚTBOL: MUNDIAL 2022

Mateu Lahoz, árbitro español del Mundial: "Voy a Doha con toda la ilusión del mundo"

Estará acompañado por sus dos asistentes habituales y por otros tres españoles en el VAR

Mateu Lahoz

EUROPA PRESSMateu Lahoz

El árbitro español Antonio Mateu Lahoz ha asegurado que acude a Qatar, donde afrontará su segundo Mundial, "con toda la ilusión del mundo" y dispuesto a disfrutar al máximo, ya que cualquier experiencia "puede ser la última en el mundo del fútbol", y ha reconocido que tras su participación en Rusia 2018 ya está "vacunado" contra la presión.

"Me voy a Doha con toda la ilusión del mundo, como si tuviese dientes de leche", señaló en una entrevista a los medios oficiales de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). "Voy abierto a vivir cualquier situación porque puede ser la última en el mundo del fútbol", manifestó.

El colegiado valenciano, de 45 años, repetirá experiencia mundialista tras estrenarse hace cuatro años en Rusia 2018. "Es indescriptible y es algo que no puedes ni soñar. Es una nueva oportunidad para disfrutarla sabiendo la responsabilidad que tenemos, que representamos a un país. La experiencia va a ser un grado, porque de alguna forma ya nos hemos vacunado", expuso.

Además, junto a él estarán sus asistentes, Pau Cebrián y Roberto Díaz. "Repetir Mundial con tu equipo de siempre, con Pau y con Rober, es un tesoro, y todo sumado con una herramienta de ayuda como es el VAR, manejado por los tres compañeros con los que más he compartido en el último lustro: Richi -el vasco Ricardo de Burgos Bengoetxea-, Alejandro -el canario Hernández Hernández- y Juan -el valenciano Martínez Munuera-", apuntó.

Nacido en el pequeño municipio valenciano Algimia de Alfara, Mateu Lahoz destacó la importancia de la huerta en su educación. "Me he educado y criado aquí, tengo los valores de la huerta. Mi padre me lo enseñó desde pequeñito", dijo, rodeado de naranjos. "El fútbol también me ha ayudado a conocer mundo, a conocer personas, a vivir experiencias inolvidables. Vivo cada partido como si fuera una experiencia única. Al principio de mi carrera me tensionaba más, pero ahora lo vivo en plenitud, y todo con amigos más que con un equipo", afirmó.

Por otra parte, aseguró que los árbitros "no" pueden "tener malos días". "Los árbitros no tenemos pasado, pero tampoco futuro, solo presente, que es el próximo nombramiento", señaló. "Me acuesto con ganas de levantarme al día siguiente, como si fuera el Día de Reyes. Esa sensación de niño la sigo teniendo", continuó.

Por último, Mateu Lahoz reconoció que le cuesta "mirar el móvil después de los partidos". "En el móvil de un árbitro, es curioso, cuando hay un error, tienes muchos menos 'whatsapps'", confesó.