MOTOGP

Marc Márquez: "Ya puedo 'jugar' con la moto y esto es bueno"

El piloto catalán asegura que "todavía queda un poquito" para llegar al cien por cien físicamente

El piloto español de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda), en un evento de Estrella Galicia 0,0

ESTRELLA GALICIA 0,0El piloto español de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda), en un evento de Estrella Galicia 0,0

El piloto español de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda) celebró este martes poder "'jugar' con la moto", algo que "hacía tiempo que no lo podía hacer", aunque insistió en que "todavía queda un poquito" para alcanzar el cien por cien físicamente.

"Lo importante es que la evolución era muy positiva y era lo que se estaba buscando en este caso; comenzar en Aragón, el test de Misano y poco a poco ir mejorando para que la evolución fuera positiva siempre, porque, a veces, puede pasar que en una rehabilitación des pasos atrás. Pero se han dado pasos firmes, lo hemos gestionado bastante bien y, sobre todo, me he sentido competitivo. Ya podía 'jugar' con la moto y esto es bueno porque hacía tiempo que no lo podía hacer", afirmó en declaraciones facilitadas por Estrella Galicia 0,0.

El ocho veces campeón del mundo destacó que desde que se volvió a subir en una MotoGP "enseguida" sintió que la velocidad "estaba ahí", que es lo que te hace "ser competitivo" y marca la "diferencia". "Aún así, no es suficiente para ser competitivo en el campeonato del mundo. Tiene que haber muchos factores, pero lo que me falta ahora más que nada es que, viendo que el brazo va evolucionando, una cosa es la fuerza y otra la resistencia. La fuerza cada vez va a mejor, pero resistencia es lo que me está faltando un poquito", añadió.

"En Tailandia empecé desde el viernes fuerte, con intensidad, y esa intensidad la supe mantener hasta el domingo. El domingo en carrera me fue mal, pero no mal porque la moto iba mal, sino porque ya, físicamente, el cuerpo me dijo: 'hasta aquí'. Si la carrera hubiese sido sobre seco, yo hubiera sufrido mucho más, pero al ser en agua ya no es tan física y pude salvarlo", relató.

No obstante, el de Cervera recalcó que "todavía queda un poquito" para llegar al cien por cien físicamente. "A partir de ahí habrá que intentar mejorar todo lo que podamos y creo que se podrá ser competitivo. También estamos en un deporte que combina piloto, moto y equipo, y todo tiene que ir a una si se quiere ser competitivo de verdad", reflexionó.

Así, Márquez se marcó como objetivo para la recta final "seguir evolucionando, estar cada vez más cerca y ser más constante", para "terminar con buenas sensaciones estas tres últimas carreras". Así como "trabajar de cara al proyecto 2023". "Este año ha sido raro porque decidir operarse a mitad de temporada es difícil y también una responsabilidad, pero la decisión se tomó porque creíamos que, para el futuro, para 2023, era lo que había que hacer", explicó.

No obstante, Marc Márquez no renuncia a pelear por el Mundial el próximo curso. "Si eres piloto de Honda y tienes el palmarés que tienes, estás obligado a luchar por el Mundial", afirmó contundente. "Cada año, la ilusión, la motivación y el enfoque es luchar por el Mundial. Luego los rivales te ponen en el sitio, te dan la respuesta", expresó el español, que ve "muy igualada" la lucha por el título actual.

"Fabio Quartararo, Pecco Bagnaia y Aleix Espargaró. Ellos tres están yendo un poquito más rápido que los demás y están siendo sobre todo más regulares. ¿Quién ganará? No se sabe. Yo creo que Aleix es la sorpresa y no tiene nada que perder, así que eso juega a su favor. Quartararo es el campeón y Bagnaia es el que tiene la mejor moto. Cada uno tiene un punto fuerte que tiene que saber aprovechar y explotar al máximo", opinó.