MUNDIAL DE FÚTBOL DE QATAR 2022

La FIFA intimida a las selecciones, que renuncian a llevar el brazalete arcoíris

Inglaterra, Alemania, Dinamarca, Bélgica, Gales, Países Bajos y Suiza renunciaron a llevar el brazalete tras la amenaza de que el jugador que lo luciera fuera sancionado con una tarjeta amarilla nada más comenzar el partido.

Infantino, presidente de FIFA

Foto: Europa PressInfantino, presidente de FIFA

La FIFA ha intimidado a las selecciones de fútbol presentes en Qatar, que, finalmente, han decidido no lucir el brazalete arcoíris 'OneLove' en apoyo a la comunidad LGTBIQ+. Varios equipos manifestaron antes del arranque del Mundial de Fútbol de Qatar su intención de llevar la banda en apoyo del colectivo gay.

Sin embargo, el domingo la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) deslizó que los jugadores -presumiblemente los capitanes- que llevaran el brazalete serían sancionados por el árbitro con una tarjeta amarilla nada más iniciarse los encuentros correspondientes.

Horas después de estas amenazas, las selecciones de Inglaterra, Alemania, Dinamarca, Bélgica, Gales, Países Bajos y Suiza que habían mostrado su disposición a lucir el brazalete 'OneLove', anunciaron en un comunicado conjunto: "La FIFA ha sido muy clara en que impondrá sanciones deportivas si nuestros capitanes llevan los brazaletes en el terreno de juego. Como federaciones nacionales, no podemos poner a nuestros jugadores en una posición en la que puedan enfrentar sanciones deportivas (...) por lo que hemos pedido a los capitanes que no intenten usar los brazaletes en los juegos de la Copa Mundial de la FIFA".

Horas antes había trascendido que Inglaterra y Gales, que juegan hoy, 21 de noviembre, habían dado marcha atrás en su decisión. El seleccionador de Dinamarca, Kasper Hjulmand, explicó, por su lado, tras las últimas amenazas de la FIFA había decidido proteger a sus jugadores.

Así, explicó que no le pedirá al capitán del equipo, Simon Kjaer, que comience la competición con la desventaja de una tarjeta amarilla, que es la sanción que podría tener el jugador que se atreva a lucir el brazalete.

"En primer lugar, creo que no depende de los jugadores", dijo Hjulmand. "Imagínese salir al campo con una tarjeta amarilla clara para empezar: eso no es posible y tenemos que asegurarnos de que no sean los jugadores quienes tomen esa decisión", explicó el entrenador danés.

La FIFA podría sancionar a los jugadores que luzcan el brazalete arcoíris.

Estas medidas sancionadoras de la FIFA se producen después de que el presidente de este organismo, Gianni Infantino, declarar el sábado: "Hoy albergo sentimientos muy poderosos. Hoy me siento catarí, me siento árabe, me siento africano, me siento gay, me siento discapacitado, me siento un trabajador migrante".

La Federación Internacional sí permitirá, sin embargo, un brazalete genérico con la layenda "No Discriminación", con el que se neutraliza el más explícito 'OneLove' que algunos jugadores, como el capitán de la selección alemana, Manuel Neuer, han lucido en otros partidos internacionales sin el más mínimo problema.