Fútbol

Vuelve LaLiga: un Barça renovado y un Atlético con hambre pondrán a prueba la 'fórmula del éxito' del Real Madrid

La competición sufrirá un parón obligado de un mes en invierno a causa del Mundial de Catar

Benzema y Lewandowski

Benzema y Lewandowski

Las vacaciones de verano llegan a su fin para Laliga que vuelve con tres principales candidatos al título. Una temporada 2022-2023 en la que el Real Madrid defenderá título amenazado por el renovado FC Barcelona y un Atlético de Madrid que quiere volver a dar 'batalla'. La competición finalizará el 4 de junio de 2023, más tarde de lo habitual por el parón obligado en invierno, cuando se disputará el Mundial de Qatar, con un calendario marcado por los grandes duelos del curso en España, como el Clásico, los derbis y otras jornadas decisivas.

Los de Ancelotti afrontan una nueva temporada en la que tendrá el objetivo de repetir título, algo que no consigue desde la 2007-2008, aunque ahora con el meritorio aval del doblete del curso pasado, que mantiene al alza la confianza y la seguridad de los blancos después de una pretemporada algo discreta aunque de menos a más, y solo con las incorporaciones de Antonio Rüdiger y Aurelien Tchouameni.

En contra de muchas predicciones antes del inicio de la temporada pasada, el Real Madrid fue el equipo más contundente y vistoso del continente. Sus remontadas en Europa y su regularidad en la Liga fueron más que suficientes para completar un curso extraordinario que mejoró el listón que en el propio club seguramente imaginaron.

En la capital disfrutaron del mejor Karim Benzema -44 goles en 46 partidos con 34 años-, en un equipo sin miedos ni ataduras capaz de gozar de una segunda juventud a Luka Modric y del desparpajo y valentía de Vinicius, que explotó definitivamente, y un Rodrygo que dio un paso adelante.

Una temporada inolvidable para una plantilla que en esta 2022-2023 tendrá el complicado objetivo de mantener, o incluso mejorar, el nivel mostrado el curso pasado. Y eso pasa por defender título y ser campeón dos cursos consecutivos, una empresa que se le suele resistir al club blanco. De hecho, no lo consigue desde la 2007-2008, cuando revalidó con Bernd Schuster la corona conquistada en 2006-2007 con Fabio Capello.

La pretemporada ha evidenciado que el técnico sigue confiando en el bloque que le permitió volver a ser campeón de Europa, por lo que su equipo titular no cambiara en prácticamente nada. Así, volverán a ser claves la veteranía de Benzema y el eje Casemiro-Kross-Modric, como base de un equipo que necesitará, de nuevo, de los destellos de un Vinicius enchufado, las paradas de un Courtois vital, la seguridad que aportó por momentos la pareja Militao-Alaba y el trabajo incansable de Valverde. Por ello, no se avecinan revoluciones ni experimentos extraños esta nueva temporada, aunque sí una mayor posibilidad de rotar.

El club blanco sigue mejorando su fondo de armario. Antonio Rüdiger y Aurelien Tchouameni son las dos únicas incorporaciones del Real Madrid para la próxima campaña, después de la negativa de Kylian Mbappé, que finalmente prefirió seguir en París. El central, que aporta competencia y fortaleza física en una zaga muy completa, y el centrocampista, sustituto natural de Casemiro, aumentan las alternativas para el técnico italiano, que ya quedó satisfecho con los minutos de Camavinga, Rodrygo o Valverde.

Un Barça renovado

Por su parte, el FC Barcelona encara la nueva temporada con la ilusión del regreso de fichajes de relumbrón como el de Robert Lewandowski, con la esperanza de que ese extra de calidad le dé a Xavi Hernández, en su primera temporada completa en el banquillo, más opciones de mantener el espíritu competitivo y, que de esa receta prometedora, salga un plato que se pueda degustar junto a los grandes títulos añorados en el pasado más reciente.

Hay nueva etapa en 'Can Barça', una que el presidente Joan Laporta augura esplendorosa. En la pretemporada el equipo ha ilusionado con un juego más vistoso, ofensivo y certero y con unos fichajes que, a la espera de un cierre de mercado que se prevé agitado, confeccionan una plantilla más completa y competitiva, capaz seguramente de por lo menos permitir al club luchar por esos anhelados títulos.

Que se deje atrás la etapa previa de sequía, donde el foco mediático y la atención de la afición estaba más en los números y en los directivos que no en el césped, dependerá de varios factores. De momento, con las famosas 'palancas' económicas ya activadas --en una lluvia de millones de euros a cambio de parte de los derechos televisivos o parte de la propiedad de 'Barça Studios'-- se ha fichado efectividad, competencia, gol, garra... En definitiva, ilusión.

No hay nueva era posible sin un profundo cambio de propiedad en las taquillas del vestuario. Y se ha hecho. Si hace un año el barcelonismo se quedó en 'shock' por la salida de Leo Messi, ahora parece que toca pasar página del todo. Está claro que Lewandowski no es el '10', pero sí es un '9' que promete goles y que puede ser parte de la base de esa nueva etapa que también ha traído a Jules Koundé o Andreas Christensen para mejorar la defensa.

No obstante, la temporada pasada se cerró sin títulos. El técnico egarense no pudo evitar la eliminación en la Liga de Campeones en la fase de grupos, si bien poco margen tenía. Posteriormente, en la Liga Europa se topó con un Eintracht que le dijo al Barça que de sólo ilusión tampoco se vive en el Viejo Continente. La Copa del Rey, la competición en la que reina el equipo 'culer', tampoco fue ese bálsamo que sí logró Koeman y, en LaLiga de la regularidad, fue donde el equipo sí creció pero quedó subcampeón a 13 puntos del Real Madrid, al que goleó en el Bernabéu (0-4).

Un Atlético con ganas de asaltar LaLiga

El tercer aspirante al título es el Atlético de Madrid que intentará volver a asaltar LaLiga Santander en un año complicado por el nivel de la competencia, en el que los colchoneros, con muy pocos retoques en su plantilla, se agarran de nuevo a Diego Pablo Simeone como su faro para hacer frente a un Real Madrid campeón de Europa y un FC Barcelona profundamente renovado con el fin de intentar repetir lo que consiguieron en la temporada 20/21.

Tras un año muy irregular en el que defendía título avalado por una gran plantilla, pero en el que estuvo muy lejos de la pelea y sufriendo por amarrar el puesto de Liga de Campeones, el conjunto rojiblanco espera que con menos 'presión' pueda volver a ser un incordio para los dos favoritos.

Todo bajo la dirección del 'Cholo', que afronta ya su duodécima temporada al frente del banquillo rojiblanco, en la que, si todo va bien, superará a Luis Aragonés como el entrenador con más partidos en la historia del club, pues necesita sólo 34 encuentros para alcanzar los 612 que estuvo 'El Sabio de Hortaleza' y convertirse en una leyenda aun mayor para los colchoneros.

Sin embargo, un proyecto tan largo conlleva un desgaste importante, que ya se ha percibido en diferentes momentos de la última temporada cuando el equipo se encontraba en alguna racha negativa y comenzaban a sonar ciertas voces disidentes de un 'cholismo' que ha tenido que reinventarse para no morir por el camino.

El Atlético ha optado por disputar cuatro partidos amistosos, saldados todos con victorias y buena imagen, y centrar su preparación en Los Ángeles de San Rafael en lugar de irse de gira por otros países.  De este modo, este Atlético parece estar más asentado que el de la temporada pasada, apostando en el mercado por hacer un equipo más sólido que por tratar de fichar a alguna estrella, aunque la sombra de Cristiano Ronaldo se ha cernido sobre el Cívitas Metropolitano durante gran parte del verano.

Las dos incorporaciones del equipo han sido Axel Witsel y Nahuel Molina. El belga llega desde el Borussia Dortmund en teoría para fortalecer el centro del campo con su veteranía. Sin embargo, el internacional ha sido utilizado en ocasiones en la zaga para sacar partido a su buena salida de balón y podría ser una 'sorpresa' de Simeone para esta campaña. Por su parte, el lateral argentino está llamado a cubrir el vacío que dejó Kieran Trippier en el carril derecho al marcharse el pasado mes de enero y volver a sacar el máximo partido a jugadores como Marcos Llorente o Daniel Wass en el centro del campo.

La cotizada cuarta plaza

Por detrás de los tres teóricos principales candidatos, el siguiente grupo se ha igualado bastante con el objetivo de intentar hacerse con la cuarta plaza que da acceso a la Liga de Campeones y que es la que debería quedar libre como los últimos años.

El Sevilla, que ha perdido a dos piezas claves como Jules Koundé y Diego Carlos y que se aferra a la ilusión de la llegada de Isco, espera ser el que encabece esa batalla que ha ganado en las últimas temporadas, amenazado por su vecino Betis, con el listón alto tras su gran pasada temporada en la que conquistó la Copa del Rey.

La Real Sociedad, que iniciará la Liga sin su referente, Mikel Oyarzabal, aún recuperándose de su grave lesión de rodilla, y el Villarreal buscarán estar también en ese 'tren' europeo en el que quieren estar enganchados un Athletic Club que se encomienda de nuevo a Ernesto Valverde y un Valencia que inicia su enésimo proyecto bajo la dirección de Gennaro Gattuso.

El Celta, con problemas internos por los casos de Denis Suárez y Santi Mina, y el Getafe se han reforzado bien para mirar más hacia arriba que hacia abajo, al igual que un Espanyol que se agarra a su pareja Raúl de Tomás-Joselu y a su nuevo técnico, Diego Martínez, para aspirar también a objetivos más ambiciosos.

Osasuna querrá seguir mostrando su solvencia desde su regreso a Primera y continuar sin pasar apuros en una permanencia que como siempre estará muy reñida con Elche, Rayo Vallecano, Mallorca, Cádiz y los 'nuevos' inquilinos de la competición: la UD Almería, el Real Valladolid y el Girona.

El parón del Mundial

La Copa del Mundo de 2022 será recordada por ser la primera que se disputa en el invierno europeo, para evitar disputar partidos con el calor extremo de Qatar. Así, las 32 mejores selecciones del mundo jugarán 64 partidos en menos de un mes en el que será el primer mundial que se celebra en Oriente Medio, entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre.

Esto obliga a hacer un parón en las principales competiciones domésticas. En el caso de España, LaLiga Santander paralizará su dinámica el 9 de noviembre, con la jornada 14, y no volverá hasta el 31 de diciembre.

Y es que esta es otra de las grandes consecuencias, en cuanto a calendario se refiere, de la celebración del Mundial en esas fechas extraordinarias. Así, está la jornada 15 de Liga se jugará en Nochevieja y Año Nuevo, con partidos destacados como los derbis Barça-Espanyol, Villarreal-Valencia o Cádiz-Almería; un Betis-Athletic; mientras que el Atlético recibirá al Elche y el Real Madrid visitará al Valladolid.

El calendario liguero del Real Madrid además de por el Mundial, como para el resto de equipos, también estará afectado por la Mundialito de Clubes, torneo que los madridistas disputarán este curso tras levantar la decimocuarta Copa de Europa el pasado mes de mayo. Sin embargo, la fecha de la competición está todavía por confirmar, ya que muchos de los campeones que quedan por definirse no se conocerá, incluso, hasta el inicio de 2023 -el caso de África-.

Diez meses después del inicio de la disputa de la primera jornada, LaLiga Santander bajará el telón el 3-4 de junio, presumiblemente todavía con objetivos por definir, quizá, el campeón, los puestos europeos, o el descenso.

Las fechas y partidos claves de LaLiga

El Clásico entre Real Madrid y FC Barcelona despiertan el interés de aficionados en todo el mundo, y en esta nueva edición de LaLiga Santander habrá que esperar hasta el 15-16 de octubre (jornada 9) para disfrutar del primero de los dos choques entre los dos colosos del fútbol español, con el Santiago Bernabéu como escenario. El Spotify Camp Nou acogerá el segundo el 18-19 de marzo (jornada 26), apenas unos días después de unos hipotéticos octavos de final de la Liga de Campeones.

También hay que destacar los dos derbis madrileños entre el Atlético y el Real Madrid. El primero, muy tempranero, en la jornada 6 el fin de semana del 17-18 de septiembre, con el Metropolitano como marco, mientras que el Bernabéu será el escenario de uno de los partidos más relevantes del mundo el fin de semana del 25-26 de febrero, en la jornada 23 de LaLiga Santander, tras la ida de los octavos de final de Champions.

El derbi catalán entre Barça y Espanyol se disputará el 31 de diciembre (jornada 15), en el Camp Nou, y el 13-14 de mayo (jornada 34), bajo los focos del RCDE Stadium. Por su parte, el derbi sevillano tendrá un primer acto el próximo 5-6 de noviembre (jornada 13) en el Villamarín y el Sánchez-Pizjuán acogerá el segundo acto el 20-21 de mayo (jornada 35).

Mientras que la Real Sociedad y el Athletic medirán su fuerte rivalidad en un primer derbi vasco el 14-15 de enero (jornada 17), ante los ojos del Reale Arena, con un segundo choque entre ambos clubes el 15-16 de abril (jornada 29), con San Mamés como juez.