La selección española de fútbol regresará a Barcelona 18 años después

La selección española de fútbol disputará un partido amistoso el 26 de marzo ante Albania en el RCDE Stadium de Barcelona, ciudad en la que no juega desde hace 18 años y que será escenario del primer partido de 2022, antes de medirse a Islandia en A Coruña el 29 del mismo mes.

La selección española regresa a Barcelona

Foto: Efeseleccion7

La selección española regresa a Barcelona

Uno de los deseos del presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, se cumplirá con el regreso de un partido de la selección española a Barcelona. El estadio elegido es el del Espanyol, donde el equipo dirigido por Luis Enrique Martínez arrancará el año con su primer compromiso en un amistoso ante Albania.

España no juega en Barcelona y en Cataluña desde el 18 de febrero de 2004, cuando se midió a Perú en el estadio Olímpico Lluís Companys. Sin duda alguna, la presencia de Luis Enrique como seleccionador nacional y la numerosa presencia de jugadores barcelonistas en las recientes convocatorias del técnico asturiano han facilitado el regreso a la Ciudad Condal.

En Euskadi, 55 años de ‘veto’

Mientras en Cataluña han pasado 18 años desde la última actuación de la selección española, una ausencia con claras implicaciones políticas, el ‘veto’ de País Vasco a la Roja dura ya 55 años. Fue en Bilbao, el 31 de mayo de 1967 cuando España y Turquía se enfrentaron en San Mamés en un partido que terminó con victoria española por 2-0 con goles de Grosso y Gento.

Aquel encuentro, clasificatorio para la Eurocopa en una fase que no permitió a España colarse entre los cuatro mejores pese a esta victoria, fue la última ocasión en la que la Selección visitó Bilbao tras hacerlo en cinco veces con anterioridad.

Recientemente, el Gobierno Vasco hizo frente a las presiones y Bilbao fue elegida como una de las sedes para la Eurocopa ‘multisede’ prevista para 2020. El evento se retrasó un año pero la pandemia y las normas que conllevó hicieron que fuera La Cartuja sevillana la que acogiera los tres partidos de España de la fase de grupos, según la UEFA, porque en San Mamés no se garantizaba la presencia de espectadores.

 

Sobre el autor de esta publicación