Mundial de Qatar 2022

La leyenda del fútbol iraní da un portazo al Mundial en solidaridad con las protestas

Ali Daei, máximo goleador de la selección asiática e icono nacional del país, rechaza ir al torneo como muestra de solidaridad con las familias que han perdido a seres queridos durante las protestas

EFEAli Daeí, con la bandera de su país

Irán cumple casi dos meses de protestas sin tregua por el asesinato de Mahsa Amini. Miles de ciudadanos siguen levantando la voz contra la violación de los derechos humanos en el país y la brutal represión del régimen para sofocar las movilizaciones. El mundo del deporte no se ha quedado de brazos cruzados y muchos de sus deportistas se han sumado a la ola de solidaridad internacional con las mujeres iraníes y con las revueltas.

Uno de los últimos deportistas en apoyar públicamente las protestas ha sido la leyenda del fútbol iraní Ali Daei. El exfutbolista del Persépolis, Taxiraini o Bayern de Múnich ha rechazado una invitación de la FIFA para acudir al Mundial de Qatar en solidaridad con las protestas que sacuden el país.

“En unos días en los que la mayoría de nosotros no nos sentimos bien, he dicho que no a una invitación de la FIFA y la Federación de Fútbol de Qatar para asistir al Mundial con mi mujer y mis hijas”, ha asegurado el que fuera capitán del equipo nacional de Irán entre 2000 y 2006.

El exfutbolista, de 53 años, también ha querido mandar un mensaje para todos aquellas personas que se han visto afectados durante las revueltas que han asolado Irán en los últimos meses. "Quiero expresar mi apoyo a todas las familias que han perdido a seres queridos", ha añadido el exfutbolista. Además, ha expresado todo su apoyo al país para salir de la complicada situación en la que se encuentra desde hace unas semanas. “Espero mejores días para Irán y los iraníes”, ha insistido el que durante años fue el máximo anotador histórico de selecciones con 109 goles, título que le arrebató Cristino Ronaldo el año pasado.

El mensaje de Daei es un nuevo apoyo a las protestas que sacuden Irán desde la muerte el 16 de septiembre de Masha Amini, bajo custodia de la Policía de la Moral por presuntamente llevar mal puesto el velo. Las protestas que se desataron tras su asesinato están siendo duramente reprimidas por la fuerzas de seguridad y ya se han cobrado la vida de 326 personas, entre ellas 43 menores de edad, según la ONG Iran Human Rights, con sede en Oslo.

Daei, ídolo nacional en Irán, es la última figura pública en mostrar su apoyo a unas protestas protagonizadas sobre todo por jóvenes al grito de "mujer, vida, libertad" y en las que se queman velos, uno de los símbolos de la República Islámica y algo impensable no hace mucho.

El mítico futbolista ha sido un firme partidario de las protestas y ha protagonizado varios incidentes con las autoridades tras ser detenido en un hotel de Saqqez, ciudad natal de Masha Amini, donde se llevó a cabo una multitudinaria marcha hasta su tumba al cumplirse 40 días de su muerte. También se le fue confiscado temporalmente el pasaporte para prohibirle salir del país.

A principios de este mes el futbolista Saeed Piramun celebró un gol contra Brasil en la final de la Copa Intercontinental de Fútbol Playa en Emiratos Árabes imitando un corte de pelo, en un gesto inequívoco de apoyo a las protestas en Irán.

EFE | El jugador iraní Saeed Piramoun celebra un gol haciendo como que se corta el pelo, en la final de la Copa Intercontinental de Fútbol Playa en Emiratos Árabes

Durante las primeras semana de protestas, varios futbolistas mostraron su apoyo a los manifestantes, como fue el caso en el partido Irán-Senegal del pasado 27 de septiembre, cuando los jugadores iraníes lucieron chaquetas negras para ocultar el escudo de Irán mientras escuchaban el himno de su país.

Ante esta situación, la Federación de Fútbol de Irán ha advertido en los últimos días de que castigará a los jugadores que hagan gestos de carácter político, siguiendo así el Código de Ética del Comité Olímpico y las normas de la FIFA.

EFE | EFE | Los jugadores de la selección iraní ocultan su escudo bajo un abrigo mientras suena el himno del país

Aunque el fútbol es el deporte más popular, el caso más sonado de apoyo de una deportista a las protestas que sacuden el país por la muerte de Amini fue el de la escaladora Elnaz Rekabi, quien compitió en Seúl sin velo, una acción que causó un gran revuelo . La deportista afirmó después que la falta del velo se debió a un despiste, pero ello no impidió que cientos de personas la recibiesen en el aeropuerto de Teherán al grito de "campeona".