Mundial de Qatar 2022

La hipocresía de la FIFA: insta a Qatar 2022 a dejar entrar en los estadios artículos arcoíris tras amenazar a las selecciones

Aficionados de varias selecciones denuncian que les fueron requisados objetos de apoyo a la comunidad LGBTQI+ por parte del personal de seguridad en los recintos

Bandera arcoíris

Bandera arcoíris

La FIFA ha instado a los organizadores de la Copa del Mundo que se está celebrando en Qatar a que permitan en los estadios elementos con los colores del arcoíris, un símbolo que identifica principalmente la comunidad LGBTQI+, según dijeron fuentes a la agencia 'dpa'.

El ente rector del fútbol mundial había dicho antes del torneo que los colores estarían permitidos en los ocho estadios del torneo, pero aficionados de varias selecciones se han quejado de que esos artículos, incluidas banderas, brazaletes, bandas para el sudor y sombreros de pescador, fueron confiscados por el personal de seguridad en los recintos durante los primeros días.

La Asociación de Fútbol de Gales indicó este jueves que los artículos estarían permitidos para el partido contra Irán y que se había dicho a los trabajadores de las instalaciones que actuaran de acuerdo con las reglas establecidas antes del torneo.

La orden de la FIFA a los organizadores contrasta con su intimidación a las selecciones de fútbol presentes en Qatar, que, finalmente, decidieron no lucir el brazalete arcoíris 'OneLove' en apoyo a la comunidad LGTBIQ+.

Varios equipos manifestaron antes del arranque del Mundial de Fútbol de Qatar su intención de llevar la banda en apoyo del colectivo gay. Sin embargo, el domingo la FIFA deslizó que los jugadores -presumiblemente los capitanes- que llevaran el brazalete serían sancionados por el árbitro con una tarjeta amarilla nada más iniciarse los encuentros correspondientes.

Horas después de estas amenazas, las selecciones de Inglaterra, Alemania, Dinamarca, Bélgica, Gales, Países Bajos y Suiza que habían mostrado su disposición a lucir el brazalete 'OneLove', anunciaron en un comunicado conjunto: "La FIFA ha sido muy clara en que impondrá sanciones deportivas si nuestros capitanes llevan los brazaletes en el terreno de juego. Como federaciones nacionales, no podemos poner a nuestros jugadores en una posición en la que puedan enfrentar sanciones deportivas (...) por lo que hemos pedido a los capitanes que no intenten usar los brazaletes en los juegos de la Copa Mundial de la FIFA".

Una intimidación que la selección alemana denunció antes del inicio de su primer partido del Mundial al posar todos los jugadores con la boca tapada.

La homosexualidad es un delito penal en Qatar, pero las autoridades han dicho que todos son bienvenidos y que respetarán las reglas establecidas por la FIFA.