Eurobasket 2022

España vence a Francia y se proclama campeona de Europa (88-76)

Juancho Hernangómez, con 27 puntos, guió a una España todopoderosa ante una Francia que llegó a recortar 17 puntos pero que nada pudo hacer ante el empuje de los de Scariolo

EFEEspaña, campeona de Europa

España lo ha vuelto a hacer. Cuarto título continental. 'La Familia' se hizo con la victoria en el Eurobasket 2022 al doblegar a una Francia que solo presentó batalla en los últimos minutos del segundo cuarto y a la vuelta del descanso cuando llegó a tener a España a tres puntos, con una sequía de cinco minutos sin anotar y contra las cuerdas con un parcial de 11-0. Pero no fue suficiente.

El éxito de este equipo no ha sido individual y si en cuartos el protagonista fue Lorenzo Brown, en esta final el turno fue de Juancho Hernangómez. El ala-pívot español fue el más destacado de los de Scariolo con 27 puntos y con un espectacular 7 de 9 en triples que le valió para llevarse el MVP de la final. Mientras, el recién nacionalizado Brown, logró un doble-doble con el que consigue el récord de asistencias en una final de Eurobasket con 11.

La trayectoria de esta selección en el torneo es memorable teniendo que superar lesiones y renuncias y llegando a este Eurobasket sin las grandes figuras que otras selecciones traían como Doncic, Antetokoumpo o, sin ir más lejos, Fournier pero con un equipo compacto, formado en las 'ventanas FIBA' y dispuesto a sumar a estrellas para llevar a España a la gloria.

La pizarra de Scariolo funcionó y las trampas a Francia fueron muchas y de diversas maneras, con una buena defensa individual, y una fuerte defensa en el perímetro sumando además los robos de Jaime Fernández y de un Alberto Díaz que ha despuntado en el torneo. Un torneo que ha reconocido a Willy como mejor jugador y que consiguió anotar en la cara de Gobert y sumar ocho puntos en el primer cuarto para sostener y lanzar a España.

El primer tiempo de España, fue perfecto en cuanto al plan de Scariolo para "seguir sorprendiendo al personal" y solo le sobraron los minutos finales del segundo cuarto. Ahí Francia castigó la confianza que España iba sumando para meter el parcial de 11-0 que llevó el partido a los vestuarios con una ventaja de 10 puntos (47-37). Así que, al descanso la sensación es que el partido iba a ser largo y que no iba a ser nada fácil.

El recital de Juancho

Y entonces apareció Juancho. El NBA anotó seis de siete triples hasta que Francia pudo pedir tiempo muerto para cortarle una racha que nunca se apagó. El ala-pívot ha trabajado de menos a más un Eurobasket en el que hasta la final había promediado 11 puntos y en el que pasó de titular a suplente y, tras lo de hoy, a indiscutible.

Y el baloncesto desbordó en toda la pista, recital de triples de Juancho acompañados de una buena defensa tras otra para colocar el marcador, cuando la cosa se complicaba, en un 47-26 de ensueño. Y ahí, movidos por la emoción, los de Scariolo bajaron el nivel y se dejaron llevar por una Francia que, pese a los golpes, no había perdido la cara al partido y agarrado a Evan Fournier se metió otra vez en él hasta ponerse a 10 para arrancar la segunda parte.

Y esa segunda parte arrancó con el cinco de gala de Francia con Heurtel y Fournier, Tarpey y Yabusele y Gobert por dentro para cargar de kilos la pintura y el rebote. Tanto fue así que España tuvo que pedir tiempo muerte rondando los tres minutos de juego porque seguía sin anotar y desangrándose hasta llegar a un 49-46 que parecía peligroso. A la vuelta, el mono de trabajo se lo puso Jaime para liderar un parcial de 9-0 que volvía a tranquilizar a los de Scariolo camino de su cuarto oro europeo.

La pizarra de Scariolo funcionó llevando a Francia a números de anotación bajos. Y como en toda final, también hubo suspense. Esta vez a cargo del arbitraje que señaló un final de posesión cuando no correspondía y levantó los tambores de guerra en el banquillo español. Tanto fue así que, anotaron una técnica a Scariolo reconociendo su error en la jugada anterior. Lo que podía haber sacado del partido a España tampoco lo consiguió y se mantuvo seria en el partido.

Alberto Díaz y Lorenzo Brown mantuvieron a España en los momentos en los que Francia amenazaba con despegar de la mano de Fournier. Pero todo parecía un espejismo porque Scariolo y su pizarra ya había conseguido sorprender a todo el continente una vez más para colgarse un nuevo oro. Un oro que ató Alberto Díaz con un triple que ponía el definitivo 88-76.