MUNDIAL DE QATAR

España, ni de penalti

La Selección da mil pases sin sentido y Marruecos sella el pase a cuartos de final del Mundial de Qatar en los penaltis

Uno de los tres penaltis que ha fallado España

EFEUno de los tres penaltis que ha fallado España

Luis Enrique había repetido en un sinfín de ocasiones que la Selección moriría con sus ideas. Y ayer lo hizo. Aunque lo hizo con sus ideas y por sus ideas. Porque España dijo adiós este martes al Mundial de Qatar tras un partido en el que como se presumía Marruecos se encerró sin conceder espacios. Y la Roja, esta vez de azul celeste, tocó y tocó y tocó el balón. Un pase, dos pases, tres pases…hasta la eternidad. Sin alternativas. Sin intentar desbordar. Sin centros. Sin disparos lejanos. Cuando hizo la variación que se pedía a gritos, la entrada de Morata y Nico Williams, España mejoró, pero era demasiado tarde. Los penaltis ajusticiaron a España como hace cuatro años. Y España dice adiós al Mundial en octavos.

España repitió el once de Costa Rica con la novedad de Llorente en el lateral derecho. El polivalente jugador del Atlético no estuvo acertado aunque tampoco destacó en negativo en el tono gris de la selección española, que no remató a portería en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Marruecos, con agresividad en la defensa y cortando el juego con constantes faltas y creando peligro en ataque con rápidos contragolpes, dio más sensación de peligro que el cuadro español en el primer período.

La Selección, que en ataque volvió a salir con un 'falso nueve', desaprovechaba incluso las jugadas a balón parado. La España de los mil y un pases terminaba perdiendo el esférico una y otra vez sin llegar a centrar al área rival. No hubo cambios al descanso aunque la selección los pedía a gritos.

Con Amrabat como protagonista en el centro del campo, Boufal y Ziyech eran sinónimo de peligro cada vez que pisaban el campo rival. Y España no había creado una sola ocasión.

Pero no hubo novedades en el intermedio y la segunda parte empezó como el primer parcial. España durmiendo la pelota sin encontrar espacios esperando quizás que Marruecos acusara el desgaste físico de la presión continua, de la alta intensidad con la que acudía en las ayudas o a presionar cada vez que un jugador español recibía la pelota.

Por fin entró Morata. Y minutos después, Nico Williams. El delantero del Athletic, fue el primero que intentó desbordar a su par en algún mano a mano. En varias ocasiones lo consiguió y creó peligro ante Bono. El atacante del Atlético no sólo aportó llegando al área o buscando balones aéreos, si no que aportó con desmarques y con pelea en los últimos metros. Pero Marruecos, que en ataque llegó cada vez menos, aunque con mucha peligrosidad, consiguió mantener el empate a cero.

Sarabia, en el último suspiro de la prórroga y en posición dudosa, estuvo a punto de romper la igualdad con un remate que llegó a tocar en el poste derecho de la portería de Bono. Llegaba la tanda de penaltis. Esos penaltis que mandaron a España frente a Rusia hace cuatro años.

Tres penaltis, tres fallos

En ellos, Sarabia, que había entrado en lugar de Nico Williams chutó al poste derecho de Bono, y el guardameta del Sevilla rechazó los lanzamientos posteriores de Soler y de Busquets. Tres fallos de tres intentos. Marruecos marcó tres de los suyos y Unai sólo pudo rechazar uno.

España se marchaba a casa en octavos de final. España fracasaba. Con Luis Enrique tomando decisiones políticamente incorrectas de dejar en casa a algunos de los mejores jugadores españoles, había conseguido levantar la ilusión de la afición con un prometedor estreno contra Costa Rica. Esos siete goles fueron un espejismo. El Seleccionador sacó pecho y no aceptó críticas en los encuentros anteriores, en los que España fue de menos a más contra Alemania y sucumbió frente a Japón. "Han sido sólo diez minutos malos", explicaba de forma recriminatoria.

Pero lo que parecía una crónica de una muerte anunciada, cuando un equipo se empeña en morir con sus ideas del minuto 1 al minuto 90, o al minuto 120, independientemente de lo que vaya sucediendo en el césped, se concretó ante Marruecos. Es cierto que España no está ante una de sus mejores generaciones de jugadores. Y que entre los convocados podían contarse numerosos suplentes en sus equipos. Pero fue la elección del técnico, que prefirió a los leales, o a los no mediáticos, antes que a los mejores. Y España, con un triunfo en cuatro partidos, vuelve a casa.  La España de Luis Enrique ha fracasado.

FICHA TÉCNICA:

RESULTADO: MARRUECOS, 0 - ESPAÑA, 0 (0-0, al descanso).

EQUIPOS:

  • MARRUECOS: Bono; Achraf Hakimi, Aguerd (El Yamiq, min.84), Saïss, Mazraoui (Attiat-Allal, min.82); Amrabat, Amallah (Cheddira, min.82), Ounahi (Benoun, min.120); Ziyech, En-Nesyri (Sabiri, min.82) y Boufal (Abde, min.66).
  • ESPAÑA: Unai Simón; Llorente, Rodri, Laporte, Jordi Alba (Balde, min.98); Busquets, Pedri, Gavi (Soler, min.63); Ferran (N.Williams, min.75; Sarabia, min.119), Asensio (Morata, min.63) y Dani Olmo (Ansu Fati, min.98).

GOLES:

TANDA DE PENALTIS: 3-0. Sabiri: gol; Sarabia: falla; Ziyech: gol; Soler: falla; Benoun: falla; Busquets: falla; Hakimi: gol. --

ÁRBITRO: Fernando Rapallini (ARG). Amonestó a Saïss (min.90), en Marruecos; y a Laporte (min.77), en España.

ESTADIO: Education City Stadium.

Sobre el autor de esta publicación

Víctor L. Abajo

Víctor L. Abajo (Madrid, 1977), aprendió la profesión en RNE, As y Radio Voz antes de licenciarse en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad San Pablo CEU. Desde el año 2000 está vinculado al periodismo digital, primero en Estrella Digital y posteriormente en Republica.com, lo que ha compaginado como freelance en prensa impresa, gestor de proyectos web, responsable de prensa de asociaciones de comerciantes y como redactor deportivo y tipster en Skoresmedia.