FÚTBOL: MUNDIAL 2022

España destroza a Costa Rica (7-0) y logra la mayor goleada de su historia en un Mundial

Ferrán Torres, por partida doble, Olmo, Asensio, Soler, Gavi y Morata anotaron los goles

Ferran marca el cuarto gol de España a Costa Rica.

Efe.Ferran marca el cuarto gol de España a Costa Rica.

La selección española de fútbol protagonizó este miércoles su debut soñado en el Mundial de Qatar al arrollar a Costa Rica y conseguir la mayor goleada de su historia en un Mundial (7-0). Rentabilizando mucho la posesión del balón, que fue del 76% y fue aprovechada para mover el balón con rapidez y criterio y con siete goles en ocho remates a puerta, España maravilló en su estreno y se erige por méritos propios en una de las favoritas al título.

La selección de Luis Enrique comenzó sin un ‘nueve puro’ en su once inicial. Acertar el equipo inicial del asturiano es una quimera partido tras partido porque siempre tiene guardada alguna sorpresa. Esta vez hubo dos decisiones inesperadas. La primera, la de situar a Rodri en el eje de la zaga pese a que su posición natural sea la de mediocentro y en teoría sólo es empleado como central en casos de necesidad. La segunda, la de sentar en el banquillo a Morata y jugar sin una clara referencia arriba. Asensio, que tan buenas sensaciones había dejado en la preparación, fue el elegido para ocupar el puesto del rojiblanco y jugar como ‘falso nueve’.

La apuesta le salió perfecta al gijonés. Porque en realidad, España no necesitó apenas esmerarse en tareas defensivas. Costa Rica no chutó a puerta en los 90 minutos ni en los generosos descuentos que los árbitros han decidido aplicar en Qatar.

Es cierto que para que Unai Simón fuera un espectador no fue sólo demérito de Costa Rica sino mérito de la Roja (ayer también con pantalón y medias rojas a petición de Luis Enrique), pero cabe destacar que los defensas españoles contaron una y otra vez con la inestimable colaboración de los centrocampistas y los atacantes, muy generosos en sus ayudas y que daban la sensación permanentemente de que España contaba con superioridad numérica.

A nivel ofensivo, la Selección también fue muy solidaria. Porque aunque en el medio destacaron Pedri y Gavi, disfrutando cada vez que recibían el esférico y convirtiendo cada pase en una situación de peligro, la movilidad de Asensio con sus desmarques en los últimos metros y las constantes subidas de Jordi Alba multiplicaban los recursos de la Selección.

Así, España se adueñó desde el primer minuto del balón y lo movió con mucho criterio y velocidad obligando a los ticos a perseguir sombras desde el arranque del choque. Y tres goles en la primera media hora finiquitaron el partido en un abrir y cerrar de ojos. Dani Olmo, a los once minutos, Asensio, a los veintidós, y Ferran Torres, a los treinta y uno al transformar un penalti por un claro derribo a Jordi Alba dejaron visto para sentencia el choque.

Pero la Selección tenía hambre y quería más. Primero, porque su idiosincrasia es la de no especular. Y segundo, porque el número de goles puede ser decisivo y a la postre la goleada de ayer puede clasificarla virtualmente si empata contra Alemania.

España no baja el ritmo

Y por ello, comenzó la segunda mitad con las mismas intenciones que la primera. Ferran Torres firmó su doblete a los nueve minutos de la reanudación, y a un cuarto de hora del final del llamado tiempo reglamentario, Gavi marcó el quinto gol. El centrocampista sevillano del Barça, que ya era a nivel global el goleador más joven de la Roja, se convirtió en el goleador más joven de la selección española en un Mundial y el tercer jugador más joven en un Mundial, sólo por detrás de Pelé y del maxicano Rosas. Palabras mayores, pero seguro que al andaluz no le importa no ser el primero si se menciona quién lidera la estadística.

Luis Enrique aprovechó esa segunda parte para realizar variaciones y pensar en los próximos partidos, y más, teniendo en cuenta que el domingo espera Alemania, selección a la que sólo le vale la victoria tras su batacazo de este miércoles ante Japón (1-2). Y los cambios no implicaron que España metiera una marcha menos en su ritmo. Todos querían sumarse a la fiesta o hacer méritos para contar para próximas citas.

Carlos Soler, cuando se cumplía el minuto 90, certificaba la mayor goleada de España en la historia de los Mundiales, que databa de 1998 con una goleada inútil contra Bulgaria por 6-1. Hace veinticuatro años, los jugadores españoles no celebraban los goles que marcaban porque sabían que la victoria de Paraguay ante Nigeria (3-1) los mandaba a casa antes de tiempo.

Esta vez, la goleada no llevaba sólo la euforia al territorio español por el gran arranque del campeonato, sino que conllevaba que las casas de apuestas internacionales auparan a la Roja al segundo puesto del listado de favoritos al título, sólo por detrás de Brasil.

Morata, que había sido el asistente de Gavi en el quinto gol, cerró la cuenta y una noche para el recuerdo. España goleaba, hacía historia y de paso desataba la ilusión en una afición española que miraba de soslayo a Qatar sintiendo que su Selección era inferior a otras. Ahora la ve como una de las mejores. Pero toca no confiarse. “El elogio debilita”, se apresuró a declarar Luis Enrique a la conclusión del partido. Alemania, a vida o muerte, será una piedra de toque más adecuada para comprobar si la Roja aspira a emular esta vez a los héroes de Sudáfrica. De momento lleva camino de ello, porque en 2010 España marcó ocho goles en todo el torneo. Ayer, siete.

ESPAÑA, 7 - 0 COSTA RICA (3-0, al descanso)

ESPAÑA: Unai Simón; Azpilicueta, Rodrigo, Laporte, Jordi Alba (Balde, min.64); Gavi, Busquets (Koke, min.64), Pedri (Soler, min.57); Ferran Torres (Morata, min.57), Asensio (Williams, min.69) y Dani Olmo.

COSTA RICA: Keylor Navas; Fuller, Calvo, Martínez (Waston, min.46), Duarte, Oviedo (Matarrita, min.82); Tejeda, Borges (Aguilera, min.72); Campbell, Contreras (Zamora, min.61) y Benette (Bryan Ruiz, min.61).

GOLES:  1-0, minuto 11. Dani Olmo. 2-0, minuto 22. Asensio. 3-0, minuto 31. Ferran Torres, de penalti. 4-0, minuto 54. Ferran Torres. 5-0, minuto 74. Gavi. 6-0, minuto 90. Soler. 7-0, minuto 92. Morata.

ÁRBITRO: Mohammed Abdulla Mohammed (EAU). Amonestó a Calvo (min.68), por parte de Costa Rica.

ESTADIO: Al Thumama.

Sobre el autor de esta publicación

Víctor L. Abajo

Víctor L. Abajo (Madrid, 1977), aprendió la profesión en RNE, As y Radio Voz antes de licenciarse en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad San Pablo CEU. Desde el año 2000 está vinculado al periodismo digital, primero en Estrella Digital y posteriormente en Republica.com, lo que ha compaginado como freelance en prensa impresa, gestor de proyectos web, responsable de prensa de asociaciones de comerciantes y como redactor deportivo y tipster en Skoresmedia.