El piragüismo español firma una jornada mágica con dos oros y una plata en el Mundial de sprint olímpico

El K4 500, el C2 500 y el K2 200 femenino sitúan a la delegación española en lo más alto del medallero

Jornada histórica para España en los Mundiales de sprint olímpico de piragüismo

Europa PressJornada histórica para España en los Mundiales de sprint olímpico de piragüismo

El equipo español de piragüismo protagonizó este sábado una jornada de ensueño al conquistar dos oros y una plata que le convierten en el líder actual del medallero en el Campeonato del Mundo de Sprint Olímpico, que se está disputando en el Lago Banook de Halifax (Canadá), gracias a los triunfos del K4 500 y el C2 500; y la plata del K2 200 femenino.

Los primeros en conseguirlo fueron los palistas Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, que se desquitaron de su plata en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. El K4 500 mejoró el segundo lugar del Mundial 2019 y pudo -al fin- vencer a su 'bestia negra', Alemania, que le privó de la gloria en esas dos citas internacionales, para conseguir la primera medalla de la delegación española de piragüismo en tierras norteamericanas.

Con Arévalo y Cooper intercambiando sus posiciones respecto a aquellos campeonatos, España pasó segunda el ecuador de la carrera y remontó a la embarcación integrada por Tom Liebscher, Max Rendschmidt, Max Lemke y Jacob Schopf para cruzar la meta en un tiempo de 1:20.83, un segundo por delante de su rival. Ucrania, campeona en 2021, fue tercera.

Por su parte, el C2 500 formado por Cayetano García y Pablo Martínez tocó el cielo canadiense con un triunfo épico y muy trabajado. El dúo español paró el cronómetro en 1:46.32, tan solo 48 centésimas respecto a los polacos Wiktor Glazunow y Tomasz Barniak, que se colgaron la plata. El bronce fue para los chinos Hao Liu y Bowen Ji (1:46.90).

"Estamos en lo más alto", dijo Pablo Martínez tras la victoria y después de fundirse en un abrazo con su compañero Cayetano, que no pudo contener las lágrimas de la emoción. Un oro que fue preludio de un nuevo podio nacional, en esta ocasión una plata con la firma de la eterna Teresa Perales y su compañera Sara Ouzande.

El tándem español de piragüismo estuvo sobresaliente en la final del K2 200 y completó la prueba en 38 segundos y 96 centésimas, mientras que las húngaras Blanka Kiss y Ana Lucz se llevaron el oro con 38.76. El podio lo completaron las canadienses Andreanne Langlois y Toshka Hrebacka (38.99).

Por otro lado, el K4 femenino, formado por la plata olímpica Teresa Portela, Sara Ouzande, Carolina García y Laia Pelachs, se quedó a solo 0.03 del podio y fue cuarto en la prueba de 500 metros. Además, en las finales B, Isabel Contreras fue segunda en el K1 500 y Manuel Fontán se proclamó vencedor del C1 500, mientras que Paco Cubelos no pudo luchar por las medallas en la final del K1 1000 al finalizar octavo.

Sobre el autor de esta publicación