CICLISMO

El líder Van Aert se exhibe y por fin gana una etapa en este Tour

El belga refuerza su maillot amarillo en la ronda gala, donde ya ha cosechado tres segundos puestos y una victoria en solo cuatro etapas disputadas

EFEEl ciclista belga Wout van Aert celebra su victoria en la etapa del Tour

El ciclista belga Wout van Aert (Jumbo-Visma) se impuso este martes en la cuarta jornada del Tour de Francia, disputada entre Dunkerque y Calais sobre 171,5 kilómetros, y después de tres segundos puestos en este arranque de ronda gala que lidera logró por fin su victoria de etapa, arrancando en la última cota.

El Jumbo-Visma rompió la etapa en la Cote du Cap Blanc-Nez, de 900 metros al casi el 8 por ciento de pendiente media y a unos 11 kilómetros de la meta, con un ataque en bloque que apenas pudo seguir algún INEOS Grenadiers como Adam Yates.

Pero Van Aert, nada más coronar y tras hacer los últimos metros de la subida al máximo, se fue en solitario dejando atrás a un grupo partido en mil pedazos. Se recompuso en buena parte el pelotón, pero ya no dieron caza a un Van Aert que refuerza su maillot amarillo de líder de este Tour donde ha cosechado tres segundos puestos y una victoria en las cuatro etapas disputadas.

Más líder todavía

Es más líder todavía de este Tour, en el que ha cosechado tres segundos puestos y una victoria en las cuatro etapas disputadas. No le importa a Van Aert disponer ahora de 25 y 32 segundos sobre Yves Lampaert (Quick-Step Alpha Vinyl Team) o Tadej Pogacar (UAE Team Emirates) respectivamente, pues su idea es repetir triunfo de etapa en la quinta jornada.

De momento, logró el objetivo de sacarse la triple 'espinita' de los tres segundos puestos. Y lo hizo con una estrategia grupal que el Jumbo-Visma ya usó en la París-Niza, atacando en conjunto y dando relevos imposibles para la mayoría. Nada de ataques en solitario.

Así eliminaron, entre otros, al ganador de la tercera etapa Dylan Groenewegen (Team BikeExchange-Jayco). Muchos otros 'gallos' se quedaron cerca de atraparles, como Adam Yates o Primoz Roglic (Jumbo-Visma), y a quien más se vio sufrir fue al vigente ganador Tadej Pogacar. No obstante, todos los aspirantes a la general entraron en el primer grupo perseguidor del 'ave' Van Aert, a 8 segundos.

Previamente al espectáculo de Van Aert, no hubo lucha por la fuga, ni tensión en aquellos equipos cuyo éxito pueda pasar por pescar una etapa de este tipo. Como en Dinamarca, se repitió la historia. El danés Magnus Cort (EF Education-EasyPost) atacó de inicio, tras el tramo neutralizado, junto al francés Anthony Perez (Cofidis). El primero, para sumar puntos para aumentar su ventaja en el maillot de líder de la montaña. El segundo, para intentar buscar la etapa.

Juntos en todo momento, las hostilidades se desataron y a 45 kilómetros de la meta, justo después de que Cort coronara la Cote du Ventus, Perez atacó y se fue en solitario. El danés se dejó coger por el pelotón, pero el galo rodó en solitario hasta que el grupo le neutralizó a falta de 11,4 kilómetros para la meta, en la Cote du Cap Blanc-Nez, con la rabia del ataque del Jumbo-Visma.

Este miércoles llegan los once tramos de adoquines en la etapa entre Lille y Arenberg (157 kilómetros) que puede ser decisiva. Algún aspirante a la general puede verse fuera de la lucha final si no está atento a los cortes o si sufre un percance mecánico. Tres de los once tramos de pavés superan los 2 kilómetros, siendo el más largo de 2,8 kilómetros. Está claro que Van Aert intentará repetir éxito, aunque en esa clásica Mathieu van der Poel (Alpecin-Deceuninck) intentará tener voz propia.

Sobre el autor de esta publicación