La eficiencia del Madrid tumba a un Atlético sin reacción (1-2)

Vinicius conduce el balón ante la oposición de Kondogbia

EFEVinicius conduce el balón ante la oposición de Kondogbia

El Real Madrid venció anoche a domicilio al Atlético (1-2) en un partido que encarriló en la primera parte con dos goles en sus dos primeras llegadas y en el que ya no pasó demasiados apuros pese a que el equipo rojiblanco, apenas sin reacción hasta entonces, acortó distancias a ocho minutos del final del choque. El equipo madridista refuerza su liderato y el cuadro de Simeone, que arrancó con buen pie, vuelve a dejar dudas, especialmente por no tener ayer capacidad de reacción cuando el partido se puso cuesta arriba.

El primer derbi de la temporada llegó envuelto en polémica. Después de que los medios debatieran acerca de si los bailes de Vinicius tras marcar un gol suponen o no una provocación para los rivales y de que Koke respondiera que si el brasileño marcara este domingo y bailara posiblemente "habría lío", la polémica se agravó cuando un colaborador rojiblanco de 'El Chiringuito' criticara que el delantero madridista "hiciera el mono" tras marcar.

Pese a sus intentos minutos después -ya convertido en trending topic- y los del presentador en intentar aclarar que su comentario no tenía tintes racistas, las redes ya habían dictado sentencia, al igual que los medios brasileños y parte de la opinión pública. Un comunicado del Real Madrid asegurando que denunciaría cualquier actitud racista contra su jugador terminó de convertir el debate en algo extradeportivo, y los mensajes de jugadores y exfutbolistas como Pelé, Neymar o Iniesta defendiendo los bailes de Vinicius y animándole ante esa presunta campaña racista dieron más dimensión a la polémica.

Hubiera o no connotaciones racistas en el comentario que encendió la mecha, los cánticos con los que algunos aficionados recibieron el autobús del Real Madrid ("¡Vinicius eres un mono!") sí que los tenían y no hacían presagiar nada positivo en el asunto en cuestión. Afortunadamente, salvo algún grito aislado, ese episodio no se repitió dentro del estadio.

Griezmann, titular

Deportivamente, la titularidad de Griezmann después de llevar toda la temporada jugando 30 minutos por partido fue la principal noticia en el once del Atlético. En el Real Madrid, tal y como se esperaba ante la ausencia de Benzema fue Rodrygo el que ocupó un puesto en el once de Ancelotti.

Los madridistas llegaban en mejor dinámica que los rojiblancos. Ocho victorias en ocho partidos oficiales en lo que llevamos de temporada (seis de Liga, dos de Champions y la Supercopa de Europa), convertían al equipo blanco en favorito ante un conjunto de Simeone que había dejado luces y sombras en el arranque de la campaña.

El Atlético, aliado con un ambiente ensordecedor, comenzó con una marcha más y Felipe, con un cabezazo a los cinco minutos que salió alto por poco, confirmó el dominio en los primeros minutos de un conjunto rojiblanco que empezó controlando ampliamente la posesión del balón. A los once minutos, un disparo de Carrasco que salió a córner tras tocar en Carvajal y un remate de Joao Félix que rechazó otro defensa visitante fueron las siguientes oportunidades, también locales.

El Madrid golpea dos veces

Pero el Real Madrid está rentabilizando mucho sus llegadas en el arranque de curso. Y después de que Kondogbia lo intentara con un tiro lejano, Rodrygo marcaría para los de Ancelotti en su primera llegada. Valverde inició la jugada con su habitual salida potente en la conducción, el balón pasó por Mendy, de nuevo por Rodrygo, Tchouaméni dio un pase picado al extremo y el brasileño batió a Oblak. Su baile de algunos segundos con Vinicius fue respondido por algunos gritos racistas minoritarios y por el lanzamiento de alguna botella y varios mecheros, que llevaron al árbitro a instar al delegado a que se pidiera por megafonía que no se arrojaran objetos al terreno de juego.

Habían pasado 18 minutos. El Atlético había mandado en el juego y el Real Madrid, un Real Madrid sin delantero, volvía a demostrar que tenía mucha dinamita arriba incluso sin 'nueve'.

Reinildo, con una entrada en plancha a la altura de la corva derecha de Rodrygo, estuvo a punto de dejar a su equipo con diez, pero Munuera Montero fue condescendiente y lo castigó sólo con amarilla. Y en la segunda llegada del Real Madrid, segundo gol visitante. Entrada de Vinicius desde su posición de extremo izquierda y remate al poste, pero Valverde aprovecha el rechace y aumenta su racha a tres partidos seguidos marcando tras hacerlo contra el Mallorca y el Leipzig. Esta vez no hubo baile aunque Vinicius le puso más pimienta a la cosa al exagerar un codazo de Reinildo al filo del descanso.

El conjunto madridista llegaba al descanso no sólo con dos goles en el zurrón, si no con la sensación de que tenía controlado el partido, porque el Atlético había ido claramente de más a menos y había acusado los dos golpes recibidos. La segunda parte se inició sin cambios. Sin cambios de jugadores, y sin cambios en el juego. Porque el Real Madrid vivió plácidamente el primer cuarto de hora tras el intermedio. Haciéndose con el balón, logró que pasaran los minutos sin despeinarse.

El Atlético no reacciona

Simeone se veía obligado a reaccionar y Morata y Cunha sustituyeron a Joao Félix y a De Paul. Restaba media hora. Pero nada cambió. Ni tampoco cuando Hermoso y Correa entraron en lugar de Carrasco y Koke. Rudiger por Mendy fue la respuesta de Ancelotti para reforzar la zaga en los últimos minutos. No pasaba nada. Un intento fallido de lambretta de Vinicius fue lo más reseñable. Saúl entró por Kondogbia y Camavinga por Modric.

Pero cuando parecía todo hecho, apareció Hermoso, con un remate con su hombro derecho, casi de espaldas tras una salida en falso de Courtois, para dar emoción a los últimos compases. Quedaban ocho minutos más el descuento para el pitido final. El Atlético se creció, los ánimos se caldearon y Ceballos, que acababa de entrar, provocó la expulsión de Hermoso antes de un saque de esquina. El centrocampista blanco fingió una agresión que no existió ya que sólo hubo un pequeño forcejeo. El colegiado gesticuló esgrimiendo un empujón y mostró al central atlético la segunda amarilla. Al ser amarilla en lugar de roja, el VAR no pudo instar al colegiado a rectificar su error.

No hubo tiempo para más y el resultado final resumió el periplo de cada equipo en lo que llevamos de temporada. El Real Madrid volvió a ser eficiente, práctico y sobrio. Y para el Atlético no fue suficiente con sus fogonazos y ya ve cómo se aleja su eterno rival en ocho puntos. Una distancia sideral con sólo seis jornadas disputadas.

ATLÉTICO DE MADRID, 1 - 2 REAL MADRID (0-2, al descanso)

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Felipe, Witsel, Reinildo; Llorente, De Paul (Morata, min.62), Koke (Correa, min.73), Kondogbia (Saúl, min.81), Carrasco (Hermoso, min.72); Joao Felix (Cunha, min.62) y Griezmann.

REAL MADRID: Courtois; Carvajal, Militao, Alaba, Mendy (Rüdiger, min.75); Tchouaméni, Modric (Camavinga, min.82), Kroos (Asensio, min.86); Valverde, Vinícius y Rodrygo (Ceballos, min.86).

GOLES: 0-1, min.18: Rodrygo. 0-2, min.36: Valverde. 1-2, min.83: Hermoso.

ÁRBITRO: Munuera Montero (C.Andaluz). Amonestó a Reinildo (min.28), Koke (min.63) y Hermoso (min.89) por parte del Atlético de Madrid y a Mendy (min.33) y Carvajal (min.89) por parte del Real Madrid. Expulsó por doble amarilla a Hermoso (min. 91).

ESTADIO: Cívitas Metropolitano. 66.881 espectadores.

Sobre el autor de esta publicación

Víctor L. Abajo

Víctor L. Abajo (Madrid, 1977), aprendió la profesión en RNE, As y Radio Voz antes de licenciarse en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad San Pablo CEU. Desde el año 2000 está vinculado al periodismo digital, primero en Estrella Digital y posteriormente en Republica.com, lo que ha compaginado como freelance en prensa impresa, gestor de proyectos web, responsable de prensa de asociaciones de comerciantes y como redactor deportivo y tipster en Skoresmedia.