FÚTBOL: SUPERCOPA DE EUROPA

Ancelotti: "Las victorias del año pasado refuerzan lo que creemos, pero miramos hacia delante y no hacia atrás"

Cree que el Real Madrid tiene ante el Eintracht "algunas desventajas" ya que este ha empezado "su temporada antes"

Carlo Ancelotti, en la pretemporada en EEUU

EUROPA PRESSCarlo Ancelotti, en la pretemporada en EEUU

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, tiene claro que pese a un gran temporada 2021-2022 y unas victorias que les "refuerzan", deben mirar "hacia delante", empezando por la Supercopa de Europa de la semana que viene ante un Eintracht Frankfurt, frente al que espera tener "la muy fuerte motivación" de haber ganado la Liga de Campeones.

"Miramos hacia adelante y no hacia atrás. Las victorias del año pasado refuerzan lo que creemos, pero tenemos que centrarnos en los próximos partidos. En esta próxima temporada hay seis títulos en juego, y queremos luchar por todos ellos", subrayó Ancelotti en una entrevista a los medios oficiales de la UEFA publicada este jueves.

El primero será la próxima semana con la Supercopa de Europa en Helsinki ante un Eintracht Frankfurt alemán con el que tiene "algunas desventajas" ya que este ha empezado "su temporada antes". "El año pasado, logró algo especial en la Liga Europa porque no estaba entre los favoritos. Hicieron grandes partidos, ganando al Barcelona en el Camp Nou con un estilo de fútbol de contragolpe, con gran atención a la defensa y a las transiciones a gran velocidad", recalcó.

De todos modos, ve al equipo "preparado y ya en plena forma" tras un gran 2022. "La alegría y la satisfacción que se siente después de victorias como la de la final de la Champions tienden a quedarse, haciéndote sentir que nadie debería ocupar tu lugar, y eso es una motivación muy fuerte para seguir ganando", advirtió.

Esta competición podría servir para el estreno oficial de Antonio Rüdiger y Aurelien Tchouameni, los únicos fichajes del campeón de Europa y, para el italiano, "dos jugadores que están entre los mejores del mundo en su función". "En primer lugar, su calidad aumenta la capacidad física y técnica del equipo. Luego está la necesidad de adaptarse al grupo y que el grupo se adapte un poco a ellos", aclaró.

"No hay que olvidar que los tres que se fueron, Marcelo, Isco y Bale, han hecho historia para este club en los últimos años, por lo que todo el madridismo está agradecido a esos jugadores. Esperamos que los nuevos puedan repetir las hazañas de los que se han ido", deseó el técnico de Reggiolo.

Volviendo a la temporada pasada, Ancelotti insistió en su orgullo por ganar su cuarta Liga de Campeones y ser el primero en conquistar las cinco principales ligas europeas. "Fue una temporada increíble tanto para mí como para el Real Madrid. Naturalmente, volver al Real Madrid ha sido muy gratificante para mí, para mí es importante seguir siendo el entrenador de este gran club y de este gran equipo", indicó.

La conquista continental estuvo marcada por las remontadas, un recuerdo aún "muy fresco" y que provocó "también una química muy especial con la afición y el estadio". "Todas las remontadas que hicimos las conseguimos en nuestro estadio, gracias a ese empuje que vino de la grada. Siempre hay que creer, nunca hay que rendirse. Al fin y al cabo, jugamos contra equipos muy fuertes y era inevitable que sufriéramos", admitió.

"En 2014, la 'Décima' era probablemente más predecible porque el equipo había estado ya muchas veces cerca de conseguirla. Gareth Bale acababa de unirse a nosotros y éramos favoritos para ganar el título desde el principio. Este año éramos cualquier cosa menos los favoritos, pero aun así conseguimos ganar, gracias a la gran cohesión y calidad del equipo. Creo que los factores clave fueron la humildad y la experiencia de los más veteranos, complementadas por la energía y el entusiasmo de los más jóvenes", sentenció Ancelotti.

Sobre el autor de esta publicación