Libros

'Mujeres perdidas. Manifiesto de la Degeneración del 92', lo último de Daniel Martín Ferrand

El escritor y columnista presenta una recopilación de cuentos que revela las carencias y errores de una generación tan perdida como inencontrable en su condición de única e irrepetible

Portada de 'Mujeres perdidas. Manifiesto de la Degeneración del 92'

Portada de 'Mujeres perdidas. Manifiesto de la Degeneración del 92'Portada de 'Mujeres perdidas. Manifiesto de la Degeneración del 92'

El docente y columnista Daniel Martín Ferrand publica Mujeres perdidas. Manifiesto de la Degeneración del 92, una recopilación de cuentos que revela las carencias y errores de una generación tan perdida como inencontrable en su condición de única e irrepetible.

Historias de amor que o no fueron o nunca pudieron ser. Reencuentros improbables que fracasan en la inevitable despedida. Recuerdos de desencuentros inexplicables. Vanos intentos de explicar la sinrazón de los actos humanos. Almas en busca de sentido en el proceloso camino del exilio, la existencia, del éxito o del fracaso. Un puñado de relatos sobre mujeres perdidas, en sí o por otros, que delatan la incapacidad para vivir de los propios narradores, probablemente los auténticamente perdidos.

Portada de 'Mujeres perdidas. Manifiesto de la Degeneración del 92'

Portada de 'Mujeres perdidas. Manifiesto de la Degeneración del 92'

La Degeneración del 92 es un grupo heteróclito al que ninguno de sus miembros quiso pertenecer, este conjunto de autores amateurs nació de su incapacidad para agruparse y/o reunirse. A punto estuvieron de fundar La Seta, una revista cultureta. Algunos quisieron escribir y no lo consiguieron. Otros lo hicieron aun sin pertenecer al ámbito generacional. Y uno lo logró pero luego lo dejó. Desde su incapacidad para la coherencia y la constancia, dejaron tras de sí una serie de retales inconexos que, paradójicamente, forman un heterogéneo conjunto: Mujeres perdidas. Manifiesto de la Degeneración del 92.

Daniel Martín Ferrand, autor de Los despreciables y Actualidad y magisterio de los últimos ensayos de Stefan Zweig, fue columnista en Republica.com, donde desde su columna Cine público escribió numerosos artículos sobre el séptimo arte.

Como él mismo se define, huyó del periodismo y, sin picardía ni don de gentes, terminó refugiado en la enseñanza, donde es profesor de nada y alumno de todo. Graduado escolar (1982) y en Humanidades (2016).