Muere Domingo Villar, maestro de la novela negra gallega

El autor de 'La playa de los ahogados 'ha muerto este miércoles a los 51 años tras sufrir el pasado lunes una hemorragia cerebral

Domingo Villar

El escritor vigués Domingo Villar, uno de los escritores españoles de novela negra más importantes, ha fallecido este miércoles a los 51 años tras sufrir el pasado lunes una hemorragia cerebral, según han confirmado fuentes de la editorial Siruela. Villar fue ingresado en la madrugada del pasado lunes en el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.

Las mismas fuentes han señalado que no habrá capilla ardiente del popular escritor por expreso deseo de la familia, que desea despedir al autor en la más estricta intimidad.

Domingo Villar (1971) era uno de los escritores gallegos más reconocidos gracias a la traducción de sus libros a varios idiomas, a partir de las versiones originales en gallego y castellano. 'Ojos de agua' fue su primera novela, publicada en 2006, seguida de 'La playa de los ahogados'. En ambas, Vigo tiene un papel protagonista.

Precisamente, el escritor de novela negra fue uno de los galardonados con el premio Vigués Distinguido este año, gracias a su obra, reconocida en todo el mundo.

"Hoy ha fallecido a los 51 años Domingo Villar, nuestro autor, nuestro querido amigo y el protagonista de uno de los grandes fenómenos de la novela policíaca en castellano de los últimos años, al que tuvimos el orgullo de acompañar en el camino", señala la Siruela en un comunicado.

Al escritor le gustaba describirse como "un pesimista alegre" y como un "artesano que cuenta historias despacito y que habla de personajes emocionados".

Aunque residía en Madrid desde hace casi 30 años, había acudido a su ciudad natal, Vigo, a cuidar a su madre, Rita, aquejada de problemas de salud.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha querido despedirse en sus redes sociales del autor: "Qué dura noticia: nos ha dejado Domingo Villar, una vida que se va antes de tiempo. Queda huérfano Leo Caldas (inspector de ficción que nació con 'Ojos de agua'), y los lectores que se acercaron a Galicia con las ficciones que siempre ambientó en su tierra, en la ría de Vigo".

"Las letras gallegas están de luto. Mis condolencias a los suyos", concluye.

Sobre el autor de esta publicación