Mortadelo y Filemón cumplen 64 años haciéndonos reír y sin ganas de jubilarse

Mortadelo y Filemón, los agentes secretos del gran Francisco Ibáñez cumplen este jueves 64 años. Más de seis décadas haciendo reír a distintas generaciones sin pasar nunca de moda. Pese a su edad, a la pareja más famosa del cómic español y con la carrera más longeva, más de 200 álbumes a sus espaldas, no se le pasa por la cabeza una pronta jubilación y 'amenaza' con nuevas aventuras en las que la actualidad siempre está presente en forma de parodia con su característico humor ácido e irónico. 

mortadelo y filemon gripe

Fue un 20 de enero de 1958 cuando ambos hicieron su primera aparición en la revista Pulgarcito, editada por la editorial Bruguera, en la serie Mortadelo y Filemón, agencia de información. Se trataba de una tira cómica, en la que ambos aparecían como una parodia de Sherlock Holmes y su ayudante Watson. Su creador era Francisco Ibáñez Talavera, padre también de otros personajes de Bruguera como Rue 13 del Percebe, Rompetechos, Pepe Gotera y Otilio o El botones Sacarino. Pero aquel día sin saberlo aún había nacido una leyenda.

Mortadelo primera viñeta

Y es que ambos personajes pasaron a convertirse no solo en sus personajes más famosos sino también en los de la editorial Bruguera, donde trabajaban otros maestros como Vázquez (creador de Las hermanas Gilda, la familia Cebolleta o Anacleto, agente secreto), Escobar (Zipi y Zape) o Jan (Superlópez).

Pese a su estilo tosco y simple inicial, Ibáñez fue pasando poco a poco a un dibujo más detallado y estilizado, lo que acompañado de unos guiones dinámicos y divertidos convirtieron a Mortadelo y Filemón en todo un hito cultural. Ibáñez puede presumir de ser el autor de cómic más prolífico: solo contando las aventuras de su pareja de detectives suma más de 200 álbumes. Una extensa obra comparándola con otros grandes del cómic europeo como Uderzo y Goscinny (poco más de una treintena de álbumes de Astérix y Obélix) o Hergé  (24 libros de Tintín).

Su obra ha sabido adaptarse a los tiempos y a diferentes generaciones que han disfrutado de sus aventuras, lo que le ha permitido 'sobrevivir' en una sociedad de consumo que cada vez más se cansa y se olvida de casi todo en menos de lo que dura un pestañeo.

De historias cortas y simples, Mortadelo y Filemón pasaron a protagonizar sus propias aventuras extensas, ya publicadas bajo su propio nombre. Además pasaron a incorporarse como agentes secretos de la organización T.I.A., una parodia de la CIA y se añadieron nuevos personajes a sus historias como su jefe El Super, el profesor Bacterio con sus inventos o la secretaria malhumorada y oronda Ofelia.

Uno de los éxitos de esta serie radica en que cualquier acontecimiento o personaje de la actualidad es susceptible de ser parodiado en sus páginas. Desde el coronavirus, Donald Trump, Aznar hasta el cambio climático, los JJOO o el tesorero Luis Bárcenas. Nada ni nadie se escapa de protagonizar las historias de estos dos personajes, que por lo general suelen acabar mal o en desastre.

parodia de Trump en Mortadelo y Filemón

Además, otra característica son los cientos de detalles que plagan las viñetas de sus álbumes más allá de la escena principal: caracoles subiendo por mesas, un gato robando o una mano saliendo por una alcantarilla. Detalles que no hacen más que enriquecer los divertidos guiones del maestro Ibáñez. Además de los miles de disfraces con los que cuenta Mortadelo y que más que ayudar suelen empeorarlo todo.

Su éxito ha sido tal que han sido adaptados en diversos medios como el cine, la televisión e incluso los videojuegos. Sin embargo, pese a cumplir 64 años, Mortadelo y Filemón tienen cuerda para rato y ni se les pasa por la cabeza la jubilación. Al menos esa es la intención de su creador Ibáñez, quien a sus 86 años ha confirmado que mientras pueda seguirá dando vida a sus dos personajes más famosos y no descarta incluso que sus creaciones pasen a otras manos como has ocurrido con Astérix y Obélix.

Sobre el autor de esta publicación