Series de televisión

El retorno de Poniente y la Tierra Media, la cruzada por la supremacía fantástica está servida

HBO Max estrena el 22 de agosto 'La Casa del Dragón' precuela de 'Juego de Tronos', que competirá con 'Los anillos del poder' de Prime Video que se estrena el 2 de septiembre

'La Casa del Dragón', la nueva serie de HBO

HBO'La Casa del Dragón', la nueva serie de HBO

Ningún verano dura eternamente y el de 2022 agoniza con un combate abierto entre Poniente y la Tierra Media, una batalla fantástica en busca del liderazgo televisivo. El próximo 22 de agosto (21 en EEUU), HBO Max tira la casa por la ventana y estrena La Casa del Dragón, su gran apuesta de la temporada. La precuela de Juego de Tronos, centrada en la histórica batalla dinástica entre miembros de la familia Targaryen, competirá directamente con Los anillos del poder, otra precuela, esta vez de la trilogía El señor de los anillos que se estrenará el próximo 2 de septiembre en Prime Video. La cruzada por la supremacía fantástica está servida.

Ni La Casa del Dragón ni Los anillos del poder llegan de golpe. No esperen un atracón televisivo. Ambas plataformas han decidido servirlas en pequeños sorbos semanales. De manera que, prepárense para alimentar charlas de oficina, palique de cafés de barra y coloquios de menús con estos dos fenómenos de masas que, a priori, prometen monopolizar conversaciones como antaño lo hicieran sus hermanas mayores, series como La casa de papel, Stranger Things o El juego del calamar. Sobre todo, porque la primera temporada de la producción que se sitúa en Poniente cuenta con 10 capítulos y la de la Tierra Media, ocho. No cabe duda, ambas competirán durante toda de su emisión y coincidirán en sus desenlaces. Respecto a la audiencia, ambas poseen una herencia asegurada, al menos un 25% de los datos de su predecesora.

Escena de 'Los anillos del poder'

PRIME VIDEO _ Escena de 'Los anillos del poder'

Enmarcadas dentro del género fantástico, ambas superproducciones rezuman alguna semejanza y muchas diferencias. George R.R. Martin, autor de los libros en los que se ha basado la serie Juego de Tonos y ahora La Casa del Dragón, es un admirador declarado de J.R.R. Tolkien. Indudablemente, el autor de El Hobbit ha influido en su literatura, pero el autor de Canción de hielo y fuego (1990) no entiende este tipo de batallas promocionales y así lo confesó en una entrevista para Insider. “No sé por qué siempre tienen que hacer estas cosas", confesó. Por supuesto se alineó con su historia. “Espero que ambas series triunfen entre el público. Lo que pasa es que soy competitivo, así que espero que sea La casa del dragón la que tenga mayor éxito. Si Los anillos de poder gana seis Emmys, yo quiero que La Casa del Dragón gane siete. No obstante, todo esto es bueno para la fantasía. Me encanta el género, como también el de la ciencia ficción. Quiero más series así”, añadió.

El bien y el mal versus ambiciones familiares

Mientras La Casa del Dragón pulula sobre némesis familiares, sobre la idea de la justicia y la venganza; Los Anillos de Poder transita entre la luz y la oscuridad, entre el bien y el mal.

La Casa del Dragón transcurre 200 años antes de lo sucedido en Juego de Tronos y narra la guerra fratricida que padecieron los Targaryen y en la que estuvieron involucrados los antepasados de Daenerys (Emilia Clarke). ¿Quién será el sucesor del rey Viserys I? Su hija Rhaenyra, su hermano Daemon o Alicent Hightower, la segunda esposa del rey. Todos tienen aspiraciones de subir al Trono de Hierro y, para cumplirlas, no dudarán en embarcarse en una guerra en la que los dragones de los Targaryen serán armas decisivas. Como en la matriz histórica, el sexo y la violencia están garantizados en La Casa del Dragón.

El rodaje de esta precuela ha transcurrido mayoritariamente en el Reino Unido, pero también se han rodado escenas en el castillo de Monsanto en Portugal, en estudios de California y en las localidades extremeñas de Cáceres y Trujillo. 

La serie de HBO Max cuenta con el soporte de su autor que se presenta como coguionista junto a Ryan J. Condal, quien también comparte labores de showrunner (persona que, además de ejercer como productor ejecutivo de una serie, también escribe guiones y participa en el desarrollo de la historia) con el director Miguel Sapochnik, responsable de los capítulos de Juego de Tronos titulados La batalla de los bastardos o Los vientos de invierno.

Por su parte, Los anillos de poder se sitúa al inicio de la Segunda Edad de la Tierra Media, miles de años antes de los hechos relatados en la trilogía de El Señor de los Anillos. Narra la fragua de los aretes que dan título a la saga, así como el surgimiento de Sauron, el Señor Oscuro, la épica historia de Númenor y la última alianza de los elfos y los hombres. El espectador descubrirá cómo era Khazad-Dûm, el reino de los enanos, en sus años de esplendor, antes de que Gandalf y sus acólitos entraran en aquel lugar oscuro y maldito en el interior de la montaña.

Se calcula que el precio por episodio de la precuela de Juego de Tronos supera los 10 millones de dólares cuyo primer episodio está dirigido Juan Antonio (Jota) Bayona, que además es productor ejecutivo de la serie junto con su socia Belén Atienza. El director catalán será el responsable de seducir y enganchar al espectador para que no pueda apartar la mirada de historia que transcurre milenios antes de las películas de Peter Jackson, aquellas que ganaron 17 premios Oscar.

Al igual que El señor de los anillos (2001-2003) y su precuela cinematográfica El Hobbit (2012-2014) la serie de Prime Video se ha rodado en Nueva Zelanda puesto que la intención de la empresa fundada por Jeff Bezos siempre fue ajustar la serie a la propuesta visual creada por Peter Jackson para el cine.

Un consejo. Nada como la fantasía para amortiguar la depresión del fin del verano. Tienen donde elegir.